Casi el 90% de los aspirantes a medicina desaprobó: números alarmantes

Casi el 90% de los aspirantes a medicina desaprobó: números alarmantes

Junto al asesor, consultor y experto en Innovación y Gestión Educativa, Juan María Segura, analizamos las cifras de ingreso a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Cuyo. ¿Mendoza como un caso testigo de lo que ocurre a nivel nacional?

MDZ Radio

MDZ Radio

Este año hubo 2.257 inscriptos a para ingresar a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Cuyo. Pero sólo 1.554 se presentaron a rendir y de ellos el 86% desaprobó. Estos números encendieron las alarmas y por eso hablamos con Juan María Segura, asesor, consultor y experto en Innovación y Gestión Educativa, quien desde Buenos Aires nos dijo que la situación de Mendoza es un caso testigo a nivel nacional.

De los 1.554 que se presentaron a rendir, solo aprobaron 217 el primero de los 3 exámenes de ingreso que tiene la UNCuyo para Medicina. Segura dijo que "es peligrosamente coincidente este indicador con el porcentaje de chicos de escuela secundaria que en los exámenes Aprender de 2019, el último año de la secundaria alcanzaba los niveles mínimos de Matemática, que es del 28%".

En el aire de MDZ Radio planteamos un paralelismo entre este resultado y el bajo nivel de aprendizaje que podrían haber tenido los últimos cursos de secundario del particular ciclo lectivo 2020, pero el especialista nos dijo que "ya antes de la pandemia el mal funcionamiento del sistema escolar, en términos de calidad y aprendizaje, se ve reflejado cuando en el ingreso a la universidad se pone una vara relativamente exigente".

Además, Segura dijo que otros datos relevantes se desprenden de las cifras de ingresos a la facultad de Medicina, como por ejemplo que "al examen se anotaron más de 2200 chicos y aparecieron poco más de 1500, es decir que el 40% ni siquiera se presentó".

El segundo dato que resaltó como alarmante es que "el sistema está pensado para darte 3 oportunidades si fallás, por lo cual hay mecanismos diseñados para que finalmente aunque sepas más o menos vas a terminar cursando".

Finalmente, Segura dijo que "la vida de un médico es difícil, ingrata, requiere mucho estudio y seguramente estarán mal pagos o mal correspondidos; por lo que el desafío es tratar de entender si este 'boom' de inscritos en Medicina tiene que ver con lo que pasó con la pandemia, donde el doctor fue protagónico en todo el mundo y tratado con privilegio de circulación, de cuidado de salud y laboral, incluso ahora tienen prioridad de vacunación o con una verdadera vocación. Si no está esta última, es un problema", reflexionó. "En Educación ya pasó eso, en un momento el docente era el que tenía estabilidad laboral y se llenó de personas sin vocación", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?