Este fue el exabrupto de Cristina Fernández de Kirchner en la negociación de la deuda

Este fue el exabrupto de Cristina Fernández de Kirchner en la negociación de la deuda

En esta nota te contamos cómo intervinieron importantes figuras políticas en el exitoso acuerdo por la negociación de la deuda. Cristina resaltó que "el kirchnerismo no fue ni será un Gobierno del default".

MDZ Radio

MDZ Radio

El columnista económico del programa Uno Nunca Sabe, Carlos Burgueño, nos detalló cómo fueron las horas previas al acuerdo con los bonistas. En esta nota te contamos los interesantes detalles y qué papel cumplieron importantes figuras políticas, como Roberto Lavagna.

Según nos dijo Burgueño, el domingo a la tarde/noche el ministro de economía, Martín Guzmán, ya tenía el visto bueno político, la decisión la había tomado el presidente, Alberto Fernández. Horas antes, específicamente el sábado al mediodía, no había acuerdo en vista y los caminos eran tres: "La posibilidad de que intervenga el FMI, la de ir al default y la decisión que se tomó", dijo.

Tiempo después, continuó relatando nuestro columnista, intervino la política, "que en este caso funcionó para bien". "Entre Cristina Fernández de Kirchner, Sergio Massa, Gustavo Béliz, el canciller Felipe Solá y el propio presidente tomaron la decisión política de no ser el gobierno del default", completó el periodista.

Con esa determinación ya fijada, le consultaron al economista Roberto Lavagna, quien "les dijo que aflojen", comentó el periodista económico en aire. Lavagna les contó que en el mercado siempre se habló de que en 55 dólares había acuerdo, pero Alberto Fernández dijo que no podía ser 55, porque él debía ganar algo.

Lavagna aportó un dato clave para que Alberto Fernández acceda al acuerdo con los bonistas.

Por esto último, el domingo por la noche Guzmán se contactó con el banco Lazar, "que es el intermediario, para que el domingo le haga consulta pertinente a la abogada del grupo Ad Hoc, Jennifer O'Neil, donde está BlackRock (hoy casi una amiga de Argentina)", explicó Burgueño. "Porque esto no se presenta sin antes preguntar si van a aceptar o no. Guzmán ofreció 54.6 dólares y la contra propuesta fue de 54.9. Ahí hubo acuerdo", detalló.

El lunes a las 9.30, vía WhatsApp, BlackRock aceptó y se comprometió a hablar con el resto de los acreedores para que aprobaran también el acuerdo.

En esa instancia, al ministro de economía le faltaba el aval político, por eso: "Guzmán pasó por la casa de Cristina Fernández de Kirchner, quien le dijo ´el gobierno kirchnerista no es un gobierno de default, nosotros arreglamos las cagadas que hacen los otros. Algún día se reconocerá que el kirchnerismo soluciona problemas de deuda, no los agrava".

Después Guzmán fue a Olivos. "Ahí se trabó todo un poco, porque empezaron a surgir algunos fondos de inversión duros del grupo Ad Hoc, que no estaban avalando", detalló Burgueño. Pero "mientras almorzaban Alberto Fernández y Guzmán, empezaron a entrar las comunicaciones del exterior sobre la aceptación. A eso de las 14.30 hs, en un calculo mental, Guzmán ya sumó que había un 80% de aprobación", finalizó nuestro especialista. 

Respecto de la figura del ministro de Economía, Martín Guzmán y la moderada conferencia de prensa que dio tras el acuerdo, Burgueño dijo que "Guzmán es un hombre apabullantemente tranquilo. Así como lo vieron, estuvo negociando hasta las 3 de la mañana, recién hoy debe haber dormido".

Para escuchar la columna de hoy de Carlos Burgueño en MDZ Radio, podés hacer clic acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?