La presa resquebrajada, hecha por los chinos que quieren Portezuelo

La presa resquebrajada, hecha por los chinos que quieren Portezuelo

Fernando Villavicencio es un periodista ecuatoriano que investigó en su país a Sinohydro, la empresa que aspira a construir Portezuelo. Denuncias de corrupción y violaciones a los derechos laborales alrededor de la obra Coca Codo Sinclar, un dique al que le detectaron más de 8.000 fisuras.

Marcelo Arce

Marcelo Arce

Sinohydro, la empresa de origen chino que se presentó en Mendoza para liderar el proyecto de construcción de Portezuelo del Viento, tiene como antecedente reciente la construcción de una mega represa en Ecuador a la que se le detectaron más de 8.000 fisuras, a menos de dos años de haber sido terminada, y sostiene en la actualidad un litigio con el gobierno de ese país por un elevadísimo aumento de los costos que demandó hacer la obra que fue inaugurada en 2016.

La empresa, que junto a las mendocinas IMPSA, Ceosa y Obras Andinas formó una UTE que presentó la única oferta para construir “la obra del siglo” en Malargüe, está atravesando en ese país una “larga serie de procesos penales” que, entre otros, uno que abarca un escándalo de corrupción por el pago de sobornos que roza al actual presidente, Lenín Moreno.

Así se desprende de las afirmaciones del periodista ecuatoriano Fernando Villavicencio, que investigó el desembarco de las inversiones chinas en esa zona de Latinoamérica durante el gobierno del expresidente Rafael Correa, quien, ante lo sucedido en su país, sentenció que “ lo único que puedo decir es que no permitan que Sinohydro vaya a Argentina o a cualquier otro sitio".

El viernes pasado, como se esperaba, el único oferente para hacer la presa está integrado por cuatro empresas y el proyecto estará en manos chinas y, en ellas, quedará depositada la responsabilidad de responder ante la propuesta.

Quien encabeza la presentación es la asiática Sinohydro, cabeza de la UTE, que además integra otro gigante oriental, "China Gezhouba Group Corporation", y completan la mendocina IMPSA, que tendrá a cargo el sistema hidroeléctrico de la represa y dos conocidas del medio local: Ceosa y Obras Andinas que se ocuparán del resto de las obras complementarias que también implican una inversión en total de más de U$S 1.000 millones.

La apertura de sobres de este viernes dejó finalmente al desnudo las dudas surgidas en mayo acerca de la falta de transparencia en el proceso y, sobre todo, los antecedentes de Sinohydro en Ecuador derrumban el argumento que expuso el gobierno de Rodolfo Suarez para imponer requisitos tan duros en el pliego de licitación que terminaron impidiendo el acceso de empresas nacionales al proyecto.

Mendoza exigió que la empresa que vaya a construir Portezuelo tiene que haber tenido contratos anteriores para la construcción de tres diques en los últimos quince años, fundamentalmente para que la presa quede “ bien hecha”, como expresó el propio Suarez en su momento.

Los antecedentes recientes de una de las obras de Synohydro atentan contra esto. La empresa china financió y también construyó en Ecuador la mega represa Coca Codo Sinclair, que se terminó resquebrajando.

"En 2002 ya advertimos que la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair – relata Villavicencio- se estaba construyendo sin contar con estudios de ingeniería de detalle, lo cual es muy grave. Esta denuncia la hizo la propia empresa fiscalizadora. En 2017 la contaduría general del Estado determinó la existencia de 8000 fisuras en la mayor obra de ingeniería construida por  Sinohydro. Y algo mucho más grave: esta obra que empezó costando en 1.700 millones de dólares en 2010, a la fecha le ha pasado una factura al Estado Ecuatoriano superior a los 3.000 millones de dólares", sostuvo el periodista, autor asimismo del libro “Made in China”, que relata el impacto del desembarco de capitales asiáticos en su país.

Según Villavicencio "la obra debió haber sido construida para generar 1.500 megavatios y a penas está generando 600 y hay algo más grave: se produjo un enorme deslave y todos los estudios advierten que si continúan estos deslaves la propia central hidroeléctrica corre el riesgo de desaparecer".



-¿Cómo quedó involucrada Sinohydro en escándalos de corrupción en Ecuador?, fue consultado el periodista en MdzRadio.

- Esto es una larga lista de penalidades, pero sin dudas la obra emblemática por corrupción es la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair que fue financiada con recursos de Eximbank. Para la construcción, a cargo de Sinohydro, se firmaron los contratos tanto de líneas de crédito como de construcción de la obra en el año 2010 y aquí empieza el primer hecho de corrupción que hemos investigado: en la negociación de esta línea de crédito con el Eximbank y la firma del contrato con Sinohydro se realizó gracias a la intermediación del entonces embajador chino en Ecuador, Cai Runguo, (quien luego se convirtió en gerente de la compañía Cai Runguo) y el actual presidente de la República, Lenin Moreno, quien era vicepresidente de Rafael Correa", completó.

- Está involucrado el actual presidente, entonces…

- Hay más detalles: se ha confirmado que un amigo del presidente Lenín Moreno, llamado Conto Patiño Martínez, recibió 18.3 millones de dólares en una empresa offshore llamada Recorsa, en Panamá y de esta empresa se transfirieron recursos a otra empresa creada en 2012 por el hermano del presidente Lenin Moreno. De esta cuenta bancaria se transfirieron recursos para la compra de un departamento en Alicante, España, de 136.000 dólares (en 2016) y en 2015 se adquirieron muebles de importantes cifras que llegaron a la casa de Moreno en Suiza, quien es ese entonces era Representante de Naciones Unidas para las discapacidades. Sinohydro también está involucrada y acusada en la mayor trama de corrupción de Ecuador, que se llama Arroz Verde y que llevó al proceso penal por el que acaba de ser sentenciado Rafael Correa. Arroz Verde es una trama mafiosa de corrupción en la que se manejó un sistema de sobornos del estilo Odebrecht, desde la presidencia de la República, para captar recursos de las compañías contratistas, entre las que están Odebrecht y Sinohydro (empresa que habría aportado más de 2 millones de dólares a la campaña de Correa), entre otras.

- ¿Cómo se explica el desembarco de capitales chinos en Ecuador?

- El gobierno de Correa, un gobierno de izquierda, rompió relaciones con Washington y ancló la economía ecuatoriana a China principalmente. En Ecuador hay más de 48 compañías chinas que dominan la economía, Sinohydro llega en el marco de esos acuerdos, donde los contratos se adjudicaron y se siguen adjudicando sin concursos públicos, todo se basó en las llamadas alianzas estratégicas o acuerdos entre gobiernos amigos, que suspendían los procesos licitatorios y privilegiaban la amistad entre los pueblos. Así llegó Sinohydro no solo a construir obras hidroeléctricas, sino que también ha construido hospitales con enormes sobreprecios, carreteras con graves consecuencias para la economía de este país".

- Mucho se menciona que, detrás del desembarco de capitales chinos, está también la llegada de trabajadores de ese país. Incuso se acumulan denuncias acerca de malos tratos y violaciones a los Derechos Humanos por parte de estas empresas.

- Acá ese mundo es impenetrable, la zona donde se construyó la central es el inicio de la Amazonía, un lugar impenetrable y luego se han formado grandes controles militares y policiales para impedir el ingreso. A Ecuador llegaron muchos ciudadanos chinos, incluso indocumentados, y ellos vivían prácticamente en la central hidroeléctrica. Hubo varios accidentes donde murieron decenas de trabajadores ecuatorianos y chinos y hasta el día de hoy no hay ningún registro sobre los fallecidos de origen chino aquí en Ecuador. La mayor parte de empresas chinas son acusadas por los trabajadores ecuatorianos de violación constante a los derechos laborales.

- ¿Es verdad que Coca Codo Sinclair se construyó, además, en cercanías de un volcán que está en actividad?

- Si quieres tener un elemento más grave, es que los estudios con los que construyó Sinohydro son de hace más de cuarenta años. No se percataron de actualizarlo, de advertir que hace veinte años se generó un terremoto por acción del volcán Reventador que cambió radicalmente el curso de los ríos. Ahora estamos viendo estas graves consecuencias: como no tienen suficiente caudal los ríos, apenas se puede generar menos de la mitad para lo que fue construida la presa y se advierte del peligro, según estudios de las últimas semanas, de que toda la central se vaya abajo. No solo estamos hablando de 8.000 fisuras, lo cual es demencial, sino que toda la central se puede venir abajo.

- Aquí en Mendoza hay mucho interés de las empresas locales por participar de una en obra la que, en cierta forma, van a tener que asociarse con Sinohydro. ¿Qué les diría?

- Como se suele decir: por sus obras los conocéis. Después de haber investigado a Sinohydro puedo decir ¡Por Dios no permitan que Sinohydro vaya a la Argentina u otro país!, al menos en los términos en los que ha ejecutado los proyectos en Ecuador. Aquí se asoció con empresas locales y en todas las obras hay denuncias de corrupción, sobornos, sobreprecios, violación de derechos laborales, violación de derechos ambientales… Es decir si me piden una recomendación, es que no se haga nunca lo que se hizo aquí en Ecuador.  

Escuchá la nota completa acá.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?