El enojo de Alberto Fernández con CFK y las señales que envió

El enojo de Alberto Fernández con CFK y las señales que envió

Con el columnista especial de MDZol y MDZ Radio, Paulino Rodrigues analizamos los coletazos que aún se observan por la carta de Cristina Fernández de Kirchner, el descenso del dólar blue y el futuro del mercado cambiario y finalmente el caso Etchevehere y qué podría pasar si hay o no resolución.

Paulino Rodrigues

Paulino Rodrigues

Con el columnista especial de MDZol y MDZ Radio, Paulino Rodrigues analizamos los coletazos que aún se observan por la carta de Cristina Fernández de Kirchner, el descenso del dólar blue junto al futuro del mercado cambiario y finalmente el caso Etchevehere y qué podría pasar si hay o no resolución.

Acá, los puntos más importantes de su columna:

  • Aún hay réplicas por la carta de Cristina Fernández de Kirchner. Lo que sucede es que no siempre ocurre un contacto de la vicepresidenta, fue novedoso y me parece que descolocó a más de uno. Cuentan los íntimos que el Presidente estaba muy enojado, por eso la reacción de caminar ese trayecto de manera imprevista desde la Casa Rosada hacia el Centro Cultural Kirchner, para el homenaje de Néstor, flanqueado por Santiago Cafiero, Vilma Ibarra y Sergio Massa, básicamente los que ella señaló como "los que no funcionan". Luego, haciendo alusión a quienes ella le había dado una segunda oportunidad en términos políticos, independiente de que en su momento quisieron verla presa (Massa) o que escribieron ese libro Cristina vs Cristina (caso Ibarra).
  • Yo creo que ahí hubo una reacción del presidente. Alberto Fernández llamó a Massa pidiéndole que no se vaya a Salta, como estaba previsto y almorzó a solas con él, otra fuerte señal. Mientras esto se producía, Máximo Kirchner produjo el acto con una agrupación con la cual Cristina Fernández transitó los primeros pasos en Comodoro Py en las primeras presentaciones que tuvo que hacer en 2016. También hubo un mensaje de Máximo: "Este acto lo hago con los que en el llano bancaron a Cristina y que no miraron para otro lado o pensaron en una alternativa política que termine con ella", como fue el caso de Massa y del propio Alberto Fernández, quien fue el jefe de campaña de Florencio Randazzo en 2017, más allá de que en 2015 había acompañado al propio Sergio Massa.

  • Yo creo que Cristina primereó a Massa en algún punto, porque está preparando el cónclave del 14 de noviembre donde dice que hay que engordar el Frente de Todos y por lo tanto solidificar el Frente Renovador. Massa era el único dentro del gobierno que mantenía distancia con determinadas decisiones: sostenía su postura de que Venezuela es una dictadura, decía que la toma de tierras es ilegal mientras el gobierno titubeaba y manifestaba su beneplácito por que las fuerzas de seguridad usen las Taser.
  • Massa estaba cómodo, era el que venía acumulando más capital político hacia adentro y hacia afuera. Yo creo que Cristina quiso marcar diferencias y decir: "Ojo, que no solo hay uno dentro de la coalición que ve falencias en el Gobierno nacional, también las veo yo". Es más, el primer hecho político significativo de Cristina Fernández como vicepresidente, en términos públicos, es este y no parece el mejor para con el Gobierno.
  • Si ahora Alberto Fernández cambia a su gabinete se va a decir que le hizo caso a Cristina, si no lo hace va a demostrar que tiene cierta fortaleza y que es su gabinete. El tema es que al gabinete hay que oxigenarlo y que efectivamente hay funcionarios que no funcionan.

El dólar blue y el futuro

  • El dólar de 195 parecía un dólar pánico, pero si no se tomaban medidas podía seguir creciendo. Yo creo que hay una artillería de parte del Banco Central y del Gobierno, procurando en el mercado de bonos, con venta de activos y de bonos en manos del Estado, de tratar de intervenir en los mercados alternativos legales, el CCL y el MEP, pero al mismo tiempo con las "manos amigas" jugar en el mercado paralelo y tratar de desinflar el blue, más la absorción fuerte de pesos como señal que dio ayer el Gobierno y que quita un poco de presión.
  • Pero esto no resuelve los problemas, los patea para adelante, no deja de ser deuda que se asume, y en octubre el Banco Central perdió 1.200 millones de dólares. Yo no veo una tendencia de mediano y largo plazo, sino una reacción en el corto plazo a la espera de que el Gobierno tome medidas más contundentes. Si eso no sucede, todo esto se va a licuar y el dólar va a seguir siendo una variable que va a trastocar los parámetros macroeconómicos casi de manera permanente. Esto independientemente de que el FMI entregue dinero fresco y de que el Gobierno solicite el resto que no se le dio a Macri, para al menos poner algo de reservas liquidas en un Banco Central.

Conflicto Etchevehere

  • Si hoy hay desalojo, la tensión se va a relajar, sino se va a acrecentar la conflictividad. Yo creo que el gobierno tiene un comportamiento errático, no hay dudas. Mientras tanto, Kicillof anuncia que dará un subsidio $50.000 a personas de vulnerabilidad para que no tomen tierras. Entramos en una situación cada vez más delicada porque el gobierno hace eso tratando de desalentar las tomas y termina casi promocionándolas.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?