¿Qué son los "destinos secundarios"?

¿Qué son los "destinos secundarios"?

En el 2020 se impondrá esta tendencia que busca reducir el exceso de turismo y su impacto. En la nota te contamos de qué se trata.

En PLeno Viaje

Ingresamos a una nueva década y nos trae nuevos movimientos, intereses y deseos de los consumidores y en este caso viajeros. Según Booking.com los viajes a “destinos secundarios” serán un boom entre los viajeros. Este tipo de trips se focaliza en lugares menos conocidos o no tan populares, de esta manera se intenta reducir el exceso de turismo y proteger el medioambiente.

Las nuevas políticas medioambientales conocidas a nivel mundial y el acceso a información sobre el cuidado del Planeta y protección de las comunidades locales han virado el estilo de los viajeros que hoy se inclinan a realizar viajes más conscientes.

Según Booking.com el 54% de los viajeros globales quieren hacer algo para combatir el exceso de turismo (el 56% en el caso de los jóvenes de entre 18 y 25 años).

 

¿Cuáles son las consecuencias del turismo en exceso?

  • Deforestación: la tala de árboles es una de las acciones que más impacta en el medioambiente, cada vez crece más la construcción de sitios para turistas (hospedajes, centros recreativos, etc) para ello se necesita espacio. Este espacio avanza por sobre la naturaleza, en la mayoría de los casos se despejan las áreas para construir estos edificios en vez de pensar en construcción sustentable que incorpore elementos vivos (árboles).

 

  • Agua: este recurso es uno de los más afectados. Durante la temporada alta la calidad del agua de los centros turísticos disminuye. Lo que aumenta es la contaminación de mares y ríos por la basura (bolsas, sorbetes, vasos) por un lado y por los vertederos. Esta acción de verter líquidos en los espejos de agua incrementa excesivamente las algas provocando disminución del oxígeno y afectando gravemente a la flora y la fauna.

 

  • Geología: los movimientos de suelo, extracción de recursos (minerales, rocas y fósiles) y construcción de infraestructura turística sin control por parte de los gobiernos genera daños irreversibles en la naturaleza. Un ejemplo son los enormes hoteles en la primera línea o sobre la playa que resulta cómodo para el turista pero que es invasivo al ecosistema.

 

  • Ciudades: cuando las ciudades se ven modificadas en la cantidad de edificios, aumento de automóviles, de habitantes y visitantes comienzan a aparecer problemas de contaminación del aire, contaminación sonora y mayor cantidad de basura.

 

  • Comunidades locales: el turismo en exceso además afecta directamente a las comunidades que viven en ese lugar que visitamos. Se ven modificadas sus costumbres, sus tradiciones, estilos de vida, horarios, puntos de encuentro; también se observa un aumento en los precios de los productos y servicios.
  •  

Sobran los motivos para sumarse a esta tendencia y preferir los "destinos secundarios" en tu próximo viaje.

En Pleno Viaje

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?