Cambio de vida

La razón por la que Florencia Peña ya no practica el poliamor con Ramiro Ponce de León

Florencia Peña sorprendió a todos al confesar que ya no practica el poliamor con su esposo, Ramiro Ponce de León.

MDZ Show
MDZ Show domingo, 26 de mayo de 2024 · 16:31 hs
La razón por la que Florencia Peña ya no practica el poliamor con Ramiro Ponce de León
Florencia Peña reconoció que ya no practica el poliamor con Ramiro Ponce de León La actriz contó los motivos de la decisión Foto: @flor_d_p

Hace unos años, en medio de rumores de infidelidad por parte de su marido, Ramiro Ponce de León, Florencia Peña había confesado que practicaba el poliamor, aunque muchos adjudicaron esa declaración a la idea de que no la llamaran “cornuda”.

Sin embargo, de tanto repetirlo y de tanto hablar del tema, quedó instalado. Incluso, mucha gente comenzó a utilizar el término al momento de referirse a parejas abiertas. Sin embargo, ahora la situación es distinta.

Florencia Peña y Ramiro Ponce de León.
Florencia Peña y Ramiro Ponce de León ya no practican el poliamor. Foto: @flor_de_p.


En una profunda charla con Julián Padilla en TN, Florencia Peña habló de la versión teatral de Mamma Mía, pero hizo mucho énfasis en su parte personal, al aclarar que ya no practica el poliamor con Ramiro Ponce de León.

“Fueron cinco años de vivir separados y necesitamos eso en ese momento. Ahora estamos como en otra. Yo creo que las relaciones tienen que ver con la madurez de cada ser y los contratos se pueden replantear. No es un contrato que se sella y te quedaste”, comentó Florencia Peña.

“Hace 11 años que estamos juntos y nuestras necesidades como pareja fueron cambiando. Y ni hablar cuando llegó Felipe. Yo siempre me planteo lo incómodo. Y es incómodo plantearse la monogamia”, agregó la actriz.

Florencia Peña y Ramiro Ponce de León.
Florencia Peña y Ramiro Ponce de León ya no practican el poliamor. Foto: @flor_de_p.


En ese sentido, Florencia Peña explicó el trasfondo de este tipo de decisiones no sólo personales sino de pareja. “Hay algo de pertenencia, de nuestros mandatos, de la estructura, de que culturalmente somos seres monogámicos, aunque no lo seamos de manera natural”, sostuvo.

“Estoy por cumplir 50 y las prioridades también se ponen en otro lado. El sexo también cobvra otra dimensión distinta. Esa importancia después se pone en un lugar más relativo y no tiene que ver sólo con la edad. Yo voy a ser siempre una mina muy sexual, pero con prioridades”, concluyó la actriz.

Archivado en