El filoso comentario de Jonatan Viale sobre la misión del instructor del perro de Alberto Fernández

El filoso comentario de Jonatan Viale sobre la misión del instructor del perro de Alberto Fernández

El conductor se refirió a las reiteradas visitas a la Quinta de Olivos del instructor de Dylan, y en medio de fuertes críticas, se despachó con un irónico bocadillo.

MDZ Show

MDZ Show

Jonatan Viale ironizó sobre un particular aspecto de las visitas a la Quinta de Olivos en tiempos de cuarentena muy estricta, y al referirse a las repetidas incursiones del instructor del perro de Alberto Fernández hizo un filoso comentario sobre su misión. 

El conductor aseguró que en el momento más álgido de la pandemia, desde la cúpula del Gobierno "ponían cara de coronavirus mientras hacían lo que querían".

Luego, Viale arremetió contra Fernández por la intensa actividad en la quinta presidencial mientras el país estaba prácticamente paralizado.  “Mientras tanto, el 2 de abril, Alberto festejaba su cumpleaños recibiendo 37 visitas en la Quinta de Olivos; ellos ponían cara de coronavirus, mientras nosotros nos quebrábamos emocional y económicamente; la cuarentena salvaje rompió la moral de Argentina; sin saberlo, muchos pasamos sin darnos un solo abrazo con nuestros padres siendo sus últimos meses de vida; nos daba terror llevarles un medicamento; nos daba pánico llevarles a sus nietos; teníamos miedo de ser escrachados por un grupo de inmorales que se la pasaba de joda en Olivos”, increpó el periodista.

Finalmente, Jonatan Viale se refirió el entrenador de Dylan, el perro del presidente Alberto Fernández. “Mientras nuestros hijos no podían ir a la escuela, Dylan tenía clases presenciales, ¿sabés cuántas veces fue Ariel Zapata, el adiestrador de perros, a Olivos? 33 veces: 28 en 2020 y 15 en cuarentena estricta; ¿cuál fue la explicación de Zapata en diálogo con Candela Ini, periodista de LA NACIÓN? Dijo: ‘Fui a Olivos porque me lo pidió el doctor Romero, que es el veterinario de Dylan. Me llamaron por un asunto importante, que eran las peleas de perros en la Quinta’”.

Allí el conductor ironizó sobre la misión del instructor. “El perro del Presidente, Dylan, se peleaba con su cachorro, y por indicación del doctor Romero fue a atender ese problema. Es decir, al final, Zapata no era adiestrador de perros sino mediador del conflicto familiar entre Dylan y Prócer”.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?