El jean "prestado" que le jugó una mala pasada a Vicky Xipolitakis

El jean "prestado" que le jugó una mala pasada a Vicky Xipolitakis

El disparatado blooper de la mediática durante una de sus devoluciones en el certamen de cocina. En la nota, los detalles.

MDZ Show

MDZ Show

Hacía varios días que Belu Lucius Vicky Xipolitakis venían hablando de hacer un intercambio de vestuario en MasterChef Celebrity. Luego de tantas idas y vueltas, finalmente anoche sucedió la transformación  radical. "Ellas venían prometiendo desde hace un par de semanas que se iban a intercambiar las ropas, no pensé que las personalidades también", se lamentó Santiago del Moro.

Lucius interpretó a "La Griega" y se la pasó toda la gala a los gritos, corridas y risas desenfrenadas. Aunque la situación no fue tan inocente como pareció, porque en el camino de la caricatura, la influencer aprovechó para burlarse ácidamente de Xipolitakis.

"Este vestido me hace acordar a una salchicha alemana disfrazada de Barbie", dijo Lucius sobre el vestido de látex rosa que tenía puesto recreando los gestos y la retórica habitual de la griega. "Hoy vine a crear. Estoy contenta por mi bebé", continuó mientras hacía que se leía la mano, para inmediatamente ponerse a llorar desconsolada y gritar: "Este programa me cambió la vida. Los amo gente. Por ustedes, todo. Poder, creación, bebé, ave fénix. Podrán igualarme, pero no ganarme".

Cuando el conductor le pidió a Vicky que pase al frente para imitar a Lucius, un percance con el pantalón hizo estallar de risa a todos. Apenas empezó a caminar, a Xipolitakis se le bajó el pantalón: "Me queda grande", dijo.

Si bien Xipolitakis intentaba hacer lo mismo, pero tiraba la toalla, Lucius decidió sostener el personaje hasta el final, lo que duplicó la intensidad en el estudio, detalle que fue advertido por Germán Martitegui: "Dos iguales, por favor no".

Pero a la hora de la verdad nada cambió: Belu terminó la noche siendo la gran ganadora, mientras que Vicky se hundió nuevamente en la preocupación por acercarse inexorablemente a la gala de eliminación.

Y en realidad el premio para la comediante fue doble, porque la mediática le regaló el vestido corto y ajustado que le había prestado. La conclusión de Lucius, a la hora de lucir un estilo completamente alejado a ella, fue tajante: "A mi marido con este vestido lo vuelvo loco. Que hoy se agarre, aunque no sé cómo me lo va a sacar porque lo tengo tatuado a la piel".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?