Aprovechando la cuarentena: ¿Cómo organizar los accesorios?

Aprovechando la cuarentena: ¿Cómo organizar los accesorios?

Uno de los aspectos positivos de quedarnos en casa -además del más importante, que es el cuidarnos entre todos- es tener la posibilidad de organizar nuestro hogar. Un ambiente organizado transmite tranquilidad, algo fundamental en estos tiempos, pero además nos asegura que, cuando volvamos al ruedo, ahorraremos tiempo y esfuerzo al armar los looks adecuados para retomar nuestras actividades.

Natacha Capello

Natacha Capello

En la nota anterior detallamos cómo organizar el guardarropa y sus beneficios. Hoy, explicaré cómo hacerlo con los accesorios.

Los accesorios suelen estar olvidados en nuestros cajones o armarios, pero si aprendemos a darles su lugar, pueden llegar a ser grandes aliados a la hora de vestirnos. La idea es que los desempolves, organices y comiences a usar para complementar tus outfits, ya que ellos ayudan a seguir las tendencias a bajo costo, a focalizar la atención en las zonas de la silueta que creamos más convenientes -y a disimular las que no-, y también a aportar formalidad o informalidad a una misma prenda o conjunto. ¿Alguna duda entonces de que se merecen más atención?

¡Comencemos!

1. Poner todos los accesorios juntos y a la vista -sobre la cama por ejemplo-. No te olvides de añadir carteras, cinturones, relojes, pañuelos, anteojos, sombreros, trabas, vinchas, ¡todos!

2. Probablemente en este punto te asombres de la cantidad que tenés (y que no usás). Este es un buen momento para sacar los que están en mal estado -decolorados, desgastados, rotos-. Este punto es clave, y no deberías tener miedo de llevarlo a cabo: un accesorio en mal estado puede llegar a tirar por la borda hasta los looks más resueltos.

3. Ahora bien, hay que tener presente que los accesorios ayudan a marcar estilo y denotar calidad, por lo que, así como tienen la capacidad de sumar a un conjunto, también pueden restar cuando no son los adecuados. La idea es conservar sólo los de buena calidad -o al menos que parezcan- y que aporten a tu estilo actual.

4. Si has hecho bien los deberes, en este punto ya deberías tener solamente accesorios en buen estado y que suman a tu estilo. ¿Y ahora? A dividirlos en categorías: todos los anillos juntos, pañuelos, collares, etc. Con todos a la vista y agrupados por tipología, notarás  si algún accesorio necesite reemplazo o algún tipo de arreglo o mantenimiento (especialmente en la joyería).

5. Con todos los accesorios divididos por categorías, buscá la opción de guardado que más se adapte a tu espacio. La idea es que los tengas siempre a mano para poder incorporarlos, e ir variándolos con regularidad. Si no tenés dónde guardarlos, en mercerías o por internet podés comprar organizadores de distinto tipo y tamaño. Es una pequeña inversión que te va a ayudar a maximizar el uso de tus accesorios. 

Bonus track

Los accesorios que rodean el rostro tienen que potenciar tu colorimetría. ¿Qué quiere decir esto? Que tu rostro se tiene que percibir iluminado y rejuvenecido cuando los accesorios son de tu paleta de color. Para comprobar esto podés ponerte frente a un espejo, idealmente con luz natural, y probar uno a uno tus accesorios en busca del efecto que generan. Si notás que tu rostro se torna mustio y apagado, definitivamente no es para vos. Igual con la forma: prestá atención a que los accesorios elegidos beneficien la forma natural de tu rostro.

Te dejamos algunas ideas para organizarlos:

 

 

Tips by Natacha Capello

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?