Consejos para no acumular ropa en el armario

Consejos para no acumular ropa en el armario

Tener un armario ordenado no solo es lindo a la vista: también es práctico a la hora de vestirse.

MDZ Femme

MDZ Femme

¿Tu armario desborda y ya perdiste noción de todo lo que tienes dentro del mismo? Tranquila, a continuación compartimos 5 consejos para evitar la acumulación de ropa y aprender a tener solo lo indispensable. ¡A tomar nota y a ponerlos en práctica!

¿Cómo hacer para no acumular ropa en el armario?

 

  • 1. Desprenderse de lo que ya no se usa

Imposible comenzar una lista de este estilo sin un consejo como éste. Para no acumular ropa en el armario, ante todo hay que saber decir adiós.

En ocasiones uno se encariña con ciertas prendas, ya sea porque se recuerda su origen o por la cantidad de experiencias que se vivieron usando la misma. No obstante, todo cumple su ciclo, y la ropa no se encuentra exenta de esta condición.

A veces también se acumulan debido a que las prendas se mantienen en buen estado. Esto no quiere decir que haya que tirarlas: si hace tiempo que no se usan, se pueden donar o regalar e incluso vender en negocios especializados.

  • 2. Vaciar el armario con frecuencia

Ya sea con ropa o cualquier tipo de objetos, cuando se da la acumulación de algo suele ocurrir que se pierde noción de todo lo que se tiene. Por lo tanto, para hacer un poco de espacio en el armario, nada mejor que vaciarlo con frecuencia y ver qué se encuentra dentro del mismo.

Lo más probable es que te sorprendas y aparezca la pregunta que es tan necesaria para estas acciones: ¿para qué seguir guardando esto?

  • 3. Ordenar la ropa por estaciones

Para evitar que el desorden se presente con rapidez y se tenga una mayor noción de lo que se posee, un consejo práctico consiste en separar la ropa de invierno y de verano.

Sí, es cierto que el clima muchas veces es confuso y en pleno invierno hay que sacar a relucir las remeras. Sin embargo, esto ayuda a que haya más claridad dentro del armario y, por lo tanto, se evite la acumulación de prendas.

Fuente: gitanaperla.com

 

  • 4. Ordenar por categorías

En línea con lo anterior, algo que ayuda mucho a cumplir el objetivo de tener solo las prendas indispensables consiste en ordenar las mismas por categorías: jeans, remeras, camisas y pijamas son algunos ejemplos.

También se puede pensar en la ropa que se usa para trabajar, para salir e incluso para estar cómodos en casa.

Al ordenar por categorías, resulta más fácil tener conciencia de lo que se tiene. Al ver una pila de remeras de similares características, lo más probable es que te preguntes para qué hace falta tener tantas.

  • 5. Aceptar que se tiene lo justo y necesario

A veces, no se trata solo de hacer espacio, sino de prestar atención a las cosas que ingresan en el armario. Las ganas de tener cosas nuevas, de renovar aspectos de la imagen personal y demás, hacen que se compren prendas que no son indispensables.

Hay que aceptar que, con lo que se tiene, alcanza y sobra. Si aún así se desea comprar cosas nuevas (lo cual es sumamente válido), entonces hay que volver al punto 1 y practicar el desapego con aquellas prendas que ya cumplieron su ciclo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?