Test al 2008: confort, calidad y todo el ADN Peugeot

Test al 2008: confort, calidad y todo el ADN Peugeot

Probamos la más reciente versión del SUV chico de la marca francesa. Se trata de una (leve) evolución del exitoso modelo, que mantiene las virtudes conocidas.

Redacción MDZ Online

El Peugeot 2008 es la versión SUV del 208, a su vez se ubica entre el pelotón de camionetas urbanas que inundan nuestro mercado, donde se destacan Ford Ecosport, Renault Duster y Jeep Renegade en el podio de las más vendidas del 2019.

En este ranking, el 2008 quedó en el séptimo puesto aunque sin dudas es un producto que se ha convertido en referencia.

Este rediseño muestra algunos cambios estéticos, que se notan sobre todo en la trompa, donde el legendario león volvió a la parrilla y dejó la parte superior del capot como era en la versión anterior. A su vez perdió algunos cromados que le daban mayor sensación de exclusividad en detrimento de plásticos negros más rústicos.

La opción que probamos, gracias a Automotores General San Martín, concesionario oficial Peugeot en Mendoza, fue la Allure. Es un intermedio de gama que viene equipado con un motor 1.6 naftero de 115 cv y 152 nm de torque. El conjunto lo completa una caja manual de 5 cambios.

El 2008 es un vehículo agradable. No es rupturista, como podría ser el Renault Captur, o con un look off road bien marcado, como el caso del Jeep Renagede, pero no pasa desapercibido. Tiene ese sutil refinamiento Peugeot que lo hace destacarse.

El interior del 2008 es muy cómodo. No sobra espacio para más de 4 pasajeros (un quinto irá apretado), pero el habitáculo que nos recibe es de calidad, bien terminado y bien planteado, con materiales quizás un pelín por sobre la media del segmento.

A la hora de ponernos tras el volante, lo primero que notamos es el replanteo del tablero de instrumentos, que va por encima de la línea superior del volante. Este estilo lo conocimos con el primer 208 y causó cierta polémica. No obstante en nuestro caso el acostumbramiento tanto a la ubicación del tablero como al pequeño volante fue instantánea. A su vez, el volante chico da una sensación agradable de deportividad, además de hacer que la dirección sea súper ágil en el tránsito urbano.

El confort de marcha del 2008 es sobresaliente. Es suave, agradable de manejar, trasmite seguridad y responde siempre. Si bien no manejamos la versión con motor THP de 165 cv, para un uso lógico y familiar, el 1.6 de 115 cv le va muy bien. El peso del vehículo ayuda: 1.235 kilos.

A la hora de manejar en ruta, el 2008 responde muy bien, la caja de cambios es de correcto funcionamiento y el motor tiene resto para sobrepasos. También es adecuado su desempeño en caminos sin asfalto, aunque el look off road del modelo debería venir acompañado de un mayor despegue del piso (15,56 cm).

Asterisco para el apartado seguridad: lamentablemente Peugeot no ofrece en toda la gama 2008 ESP, o contro electrónico de estabilidad, sino que sólo lo reserva para las versiones tope de gama. Una lástima. 

En conclusión, el 2008 cumple con todos los requisitos que hoy el mercado exige para los SUV urbanos: por precio, calidad, motorización y espacio interior, sumado al ADN Peugeot, se trata de una excelente opción. Asimismo, y como solemos decir en este espacio, si usted lector está interesado en el vehículo haga un test de manejo. No va a terminar defraudado. 

Ficha técnica

Motor: naftero

Cilindrada: 1.6 litros

Potencia: 115 cv

Torque: 152 nm

Consumo mixto: 9 litros/100 Km

Precio: versión probada 1.290.200 pesos (desde 1.196.800 pesos).

Dónde encontrarlo: Automotores General San Martín

¿Querés recibir notificaciones de alertas?