Por la crisis, Mercedes Benz no producirá su pick up Clase X en el país

Por la crisis, Mercedes Benz no producirá su pick up Clase X en el país

La marca alemana lo anunció en su reporte mundial de resultados financieros. Habló de "la difícil situación económica en curso en Argentina". 

Mercedes Benz anunció oficialmente que no producirá su pick up Clase X en Argentina, tal como estaba previsto. La noticia la dio dentro de un extenso informe sobre sus resultados financieros globales, dado a conocer mundialmente este viernes.

La marca alemana afirma que “después de revisar el ‘business case’ y el alineamiento con los socios que cooperaban (en el proyecto), se decidió no producir la Mercedes Benz Clase X en la Argentina”. La referencia es a Nissan y a Renault, ya que en la planta de Santa Isabel, en Córdoba, donde hoy se fabrica la Frontier, Mercedes iba a producir la Clase X. Incluso con esta noticia, está más en duda que nunca la producción de la Alaskan, la pick up de Renault, que también debería salir de la misma línea de producción.

En otro párrafo del informe se afirma que la decisión se tomó “debido en particular a la difícil situación económica en curso en Argentina”.

“La Clase X tenía fecha de producción para comienzos de este año, pero eso nunca se concretó. Los roces entre Mercedes Benz y Nissan comenzaron en junio del año pasado, tras la abrupta devaluación del peso argentino. Nissan quiso aumentar los costos de fabricación de la pick up y Mercedes Benz lo rechazó”, informó este viernes el sitio especializado Autoblog. A la vez, según el medio, “la cancelación de Mercedes Benz abre dudas sobre el futuro de la línea de pick ups en Santa Isabel. La Clase X iba a representar 60% de la capacidad de producción de 70 mil unidades anuales en esa planta de Nissan-Renault”.

Respecto a la Clase X, hay posibilidades de que Mercedes importe la pick up de España, aunque no hay información oficial sobre esta opción.

La Clase X quizás se importe desde España.

Esta noticia es un duro golpe a la industria automotriz argentina, ya que deja de manifiesto la gravedad de la crisis económica nacional. Que una marca como Mercedes dé marcha atrás nada menos que con la fabricación de un producto, es un síntoma que enciende todas las alarmas ya no sólo en del complejo automotriz argentino, sino en las casas matrices de las demás automotrices.

El mercado argentino de vehículos se ha venido derrumbando desde mediados del año pasado, con caídas de las ventas muy significativas, de 30, 40 o 45% interanual. Asimismo, el uso de la capacidad instalada de las fábricas de automóviles estaban trabajando al 25% hace algunas semanas atrás. Esto se ha traducido en despidos y suspensiones de personas en casi todas las plantas.

Al mismo tiempo, ahora se teme por la red de concesionarios, preparada para vender un millón de autos al año. No obstante, los pronósticos más optimistas indican que este 2019 apenas se llegaría a las 550.000 unidades. El último salto del dólar indefectiblemente hará que los precios de los autos suban nuevamente, alejando cualquier posibilidad de recuperación del mercado.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?