Masajes deportivos, su importancia

Masajes deportivos, su importancia

Correr es uno de los deportes más  sencillos. Pero, ¿qué pasa cuando se presentan algunas molestias musculares? ¿Es momento de parar?

Esa señal de alerta significa que debes de tener uno o varios masajes deportivos, previa consulta profesional.

Los músculos de los corredores se empiezan a fatigar aproximadamente entre los 150-200 kilómetros acumulados, en esta etapa el cuerpo comienza a generar mucho ácido láctico, lo cual provoca cansancio, también conocido como fatiga muscular.

Existen técnicas para aminorar estos síntomas, una de las más recomendables es el masaje de descarga. Estos tipos de masajes deportivos están enfocados en evitar contracturas, estirar los músculos, relajarlos y eliminar el estrés, además de preparar a los tejidos para el esfuerzo deportivo, la prevención y recuperación de lesiones tanto en el entrenamiento como en las competencias, a diferencia de un masaje común que solo sirve para relajar.

Los masajes de descarga son una técnica que otorga un sinnúmero de beneficios para los corredores enfocada a la ‘descarga’ del músculo y la recuperación, así como al aumento de la articulación y la relajación de la musculatura.

Que debes saber de los masajes deportivos

Lo más importante es que estos masajes deportivos buscan prevenir una lesión, o en su defecto ayudar a la recuperación, aumentar la elasticidad y eliminar el ácido láctico que se forma durante el ejercicio. Al reducir el dolor muscular, se mejora la flexibilidad-elasticidad de los músculos, disminuye la fatiga y la probabilidad de lesionarte, así como los espasmos musculares que se producen después de correr largas distancias, amén de evitar los calambres al mejorar la circulación sanguínea.

Incluso después de una lesión, este tipo de masajes contribuye a la realineación de las fibras musculares. Gracias a todo esto podemos impedir lesiones graves, como las roturas de fibras, además de mejorar la calidad de nuestros músculos. De esta forma eliminamos muchas restricciones y permitimos que nuestros músculos tengan un movimiento más libre.

Después de un masaje de descarga el cuerpo nota los beneficios, el aumento de la vascularización se genera únicamente con la fricción y esto mejora la circulación de la sangre hacia los músculos. El efecto sanador se experimenta aproximadamente a los tres días, las piernas se sienten más ligeras con una sensación de fuerza extra.

La importancia de los masajes deportivos

Es recomendable someterte a un masaje antes de una carrera larga para competir en condiciones óptimas, debemos tener en cuenta que depende de cada corredor, sin embargo, es importante hacerlo una semana antes, además de llevar un mantenimiento preventivo después de una carrera, dependiendo de la prolongación del ejercicio, de los kilómetros o de una prueba donde se haya sometido al cuerpo a mucho estrés lo que no quiere decir necesariamente que sea una larga distancia. Lo mejor es recibir un masaje tres días después del evento, para que los músculos ya estén desinflamados y se trabaje con un buen nivel de presión muscular, recomiendan los profesionales.

Siempre es necesario acudir con un especialista en masajes deportivos para que nos indique en qué condiciones está nuestro cuerpo y así evitar lesiones. 

El cuerpo humano es una máquina que se encuentra calibrada a la perfección para la conservación de la homeóstasis (la capacidad de los organismos y otros sistemas para adaptarse a nuevas condiciones y mantener el equilibrio) o balance a través de numerosos sistemas. Por ello debemos conocerlo, aprender a escucharlo y cuidarlo sin olvidar un mantenimiento regular y preventivo para evitar lesiones, según recomiendan especialistas.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?