¡A apropiarnos de la cocina este año!

¡A apropiarnos de la cocina este año!

Con el inicio de año, la LIc. en Nutrición Noelia Giorlando nos invita a apropiarnos de las cocinas rediseñándolas a nuestro gusto para mejorar nuestro estilo de vida y nuestra salud.

Noelia Giorlando

Los espacios en donde transitamos nuestros días, condicionan nuestras actividades y las relaciones con nuestro entorno. La oportunidad de un nuevo comienzo permite no sólo ser más conscientes de nuestros deseos y de lo que no queremos, sino que además nos permite reorganizar y reformar nuestros contextos. La cocina es uno de los espacios que más frecuentamos habitualmente, es el lugar donde pensamos, planeamos, llevamos a cabo nuestras recetas preferidas y las compartimos, es un laboratorio, un sitio de creación.

Comenzar el año con feng shui, que significa viento y agua, nos sugiere crear un equilibrio casi perfecto entre nosotros y la naturaleza, esta energía proveniente de la armonía, nos permite estar en consonancia y mejor dispuestos para comer y nutrirnos: la cocina simboliza la creatividad y la vitalidad representada por el fuego.

Reordenar, reutilizar, cambiar la decoración, los colores, deshacernos de lo que no usamos, colocarles carteles a los frascos, tener mayor visibilidad de las herramientas de cocina y de los alimentos, renueva el ambiente, los espacios y nuestra relación con estos elementos, vinculándonos positivamente ya que nos reconforta y nos da seguridad.

De esta manera, intervenimos la cocina, le damos valor, la delimitamos, la defendemos y nos identificamos funcional y simbólicamente, transformamos un espacio inerte en un lugar propio y agradable, Y aunque cada cocina es diferente, tiene su orden, sus elementos, sus alimentos y sus espacios físicos. Lo importante es apropiarse, acomodarlo según la necesidad y el deseo.

La invitación es a transformar la cocina, el lugar de la abundancia, en viento, agua y fuego para lograr una conexión armónica con nosotros, mediante el despertar de sensaciones y percepciones placenteras, no sólo al comer sino desde el primer momento en el que nos encontramos allí, en ese espacio alquímico, tu lugar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?