Pastelero en casa: consejos para que la receta no falle

Pastelero en casa: consejos para que la receta no falle

¿Te gusta hornear galletas? ¿O preparar un bizcochuelo el finde? ¿Te pierden los cupcakes? ¡En esta nota te damos algunos tips para que tus exquisiteces te salgan mejor!

Food Lovers

Te gusta comer delicias horneadas, y también te encanta sorprender a tu familia y amigos con algunas de estas cosas ricas. ¿Pero a veces te fallan algunos detalles? Es normal, porque todo lleva su técnica y algunos secretitos. 

Tomá nota de estos tips que seguro te pueden servir:

  •  Si no tenés moldes antiadherentes, engrasadlos (con grasa, aceite o manteca) y enharinalo. O cuando la receta lo indique, usá papel sulfurizado o vegetal antiadherente. 
  • En pastelería las recetas son casi fórmulas de laboratorio, debés seguirlas al pie de la letra en cantidad y en modo de preparación (no es como en la cocina salada que vas viendo "a ojo" qué poner o cómo).
  • Una vez colocada la preparación en el horno, no abrirlo a cada rato porque "se baja", sobre todo cuando se trata de elaboraciones que llevan leudado.
  • Si tenés dudas sobre su cocción, introducí un cuchillo. Si sale limpio, está lista. Si sale sucio, le falta un poco.
  • Cuando se sacan del molde, dejar enfriar unos minutos. Luego desmoldar. Así vas a evitar que s rompa.
  • Los bizcochuelos requieren mucho batido. Ponele onda y batí hasta que le salgan burbujas.
  • Tartas con masas quebradas: forrá el molde con la masa, y pinchala para que no se levante y mantenga la forma de la tartera. También podés poner sobre la maza papel aluminio con algunos porotos y otros producto que le de peso. La masa debe estar fría cuando la colocás en el molde. 
  • Cuando sacás bizcochuelos del molde, los tenés que poner sobre una rejilla para que no se mojen con el vapor de agua que sale.

¿Por qué salió mal?

La costra del bizcochuelo está húmeda y debería estar crujiente. Puede que hayas dejado demasiado tiempo enfriando el producto en el molde. O lo apoyaste en una superficie lisa, y no en la rejilla.

Superficie superior agrietada de la torta. Quizás pusiste mucha masa en el molde, o el horno estaba muy caliente, o se ha puesto el molde en un nivel muy arriba del horno.

No ha leudado lo suficiente el pan, quedó bajo. Quizás faltó levadura, faltó azúcar, pusiste demasiada sal, leudó a baja temperatura, o estaba vencida la levadura.

La costra del panificado está muy oscura. Posiblemente se haya usado mucha azúcar, o la temperatura del horno haya estado muy alta. También puede que se haya pasado el tiempo de cocción.

La masa quebrada de la tarta salió muy dura. Es posible que se la haya trabajado demasiado, tenga poca materia grasa o mucho líquido. También puede que el horno haya estado demasiado suave.

La masa de la tarta se encogió mucho. También puede que esté muy trabajada, se haya estirado de más, o no se haya dejado reposar.

 

 

Seguinos en nuestras redes y enterate de todas las novedades del mundo de la gastronomía.

Instagram @FoodLoversMDZ     Facebook FoodLovers.MDZ    Twitter @FoodLoversMDZ 

Encuesta

¿De qué producto te gustaría que te demos la receta?

¿Querés recibir notificaciones de alertas?