El restaurante recomendado: una propuesta oriental en la 5ᵃ Sección

El restaurante recomendado: una propuesta oriental en la 5ᵃ Sección

Visitamos Bao, cenamos y nos sorprendimos con sus sabores y concepto. Entrá a la nota y mirá los detalles. Quizás te tientes y quieras reservar para vivir la experiencia vos mismo!

Alicia Sisteró

Todo comenzó con la reserva, el primer contacto que tuvimos. La respuesta fue rápida, y nos confirmaron enviando el certificado correspondiente, y el menú. Ver con anticipación las opciones para consumir es algo que recomiendo siempre, sobre todo ahora que casi todos los restaurantes tienen la carta digital por el protocolo de COVID. Sirve para anticiparnos e ir imaginando lo que vamos a disfrutar. Además, podemos preguntar si tenemos alguna duda, o investigar un poquito en internet si hay algún plato que desconocemos. Es una buena manera de enriquecer la experiencia e ir adquiriendo mayor cultura gastronómica, sobre todo cuando se trata de un tipo de cocina que desconocemos. En este caso, cocina asiática, no muy común en nuestra ciudad y mucho menos para quienes no hemos viajado a China, Japón, Tailandia o Corea por mencionar algunos países de Asia.

Este restaurante lleva funcionando casi dos años. Comenzó como almacén, y luego fueron ampliando a delivery, take away y restaurante con mesitas. Es pequeño, ambientado con luces tenues de colores, una deco ecléctica, y un tanto vintage. Tiene su “onda”, a mi me gustó mucho. Por momentos recordé los relatos del famoso cocinero Anthony Bourdain (del programa Sin Reservas y el libro Viajes de un Chef) con sus relatos gastronómicos del Sudeste Asiático.

Actualmente sigue funcionando como almacén, ofreciendo los ingredientes para que prepares los mismos platos en tu casa (y te dan las recetas si las pedís).En esta ocasión me acompañó Leticia, una amiga y socia conocedora de vino y servicio. Volvimos a revisar la carta, y le consultamos a la moza sobre algunos platos porque no sabíamos bien de qué se trataban. Ella nos explicó y nos aconsejó para hacer un pedido razonable en cantidad y variedad. También nos informó antes de que pidiéramos, qué platos no se encontraban disponibles esa noche, ya que habían tenido un inconveniente en la cocina (faltó una cocinera). Que te adviertan con anticipación a pedir sobre las faltas es buenísimo (y no 20 minutos después cuando ya estabas esperando que llegara el plato pedido).

Al llegar nos dieron a elegir mesa, cosa que valoro mucho. ¿No te pasa a veces que te dan el rincón junto al baño? ¿O la puerta frente a la puerta de entrada en pleno invierno? Y a veces no te la pueden cambiar porque no hay disponibilidad. En este caso había espacio, y más trabajando todavía al 50% de capacidad (por protocolo COVID), pudimos elegir. La camarera fue muy amable todo el tiempo, en su explicación, en su disposición, y en su modo de hablar. Una cosa es ser técnicamente correcto, que está muy bien es lo que mínimamente esperamos. Y otra cosa es la amabilidad y sonrisa (que en este caso se notaba aún debajo de su barbijo).

La propuesta de bebidas y comida

En la carta ofrecen woks con fideos o arroz, empanaditas asiáticas, sandwiches al vapor (bao buns), curry, y una carne en dados llamada “Carne Mongoliana”.

La carta de vinos no existe prácticamente, una pena. A pesar de ser un restaurante asiático, no deberían olvidar que estamos en Mendoza… y que a muchos mendocinos (a falta de turistas por estas épocas) ¡nos encanta el vino! La comida asiática en muchos casos es picante (aquí es leve, para paladar argentino), y van muy bien los vinos blancos y rosados para acompañar. Me hubiera gustado ver más opciones, pero nos tuvimos que conformar con lo que había. Pedimos un blanco de Bodega Huarpe, un Sauvignon Blanc de $480*. También había como opción un Cabernet Franc de Bodega Atamisque, y un Serbal Malbec de Bodega Huarpe. Otras bebidas: limonada, cerveza china de arroz, y aguas.

Mientras esperábamos, nos trajeron un entremés: fideos de arroz frito. Un snack diferente, que vendría a reemplazar a nuestras papas fritas (por compararlo con algo conocido de nuestra cultura). Vienen 4 unidades.

Nos decidimos para empezar por unos Dumplings (empanaditas o raviolitos al vapor) rellenas con cerdo ($315*). Riquísimas. Suelen tener 2 variedades más, pero no estaban disponibles (langostinos y veggie). Vienen 4 unidades.

También pedimos unos Spring Rolls, los famosos “arrolladitos primavera” ($349*), rellenos de carne de res, repollo, y otras verduras, envueltos en masa philo, acompañado con diferentes salsas (algunas más picantes, otras agridulces). Suelo cocinar en casa estos arrolladitos, y no es por ostentar, pero me salen exquisitos. ¡Debo reconocer que estos también estaban buenísimos!

Como platos principales, pedimos un Pad Thai ($635*), un salteado al wok tailandés con fideos de arroz gruesos (como tallarines). En este caso con langostinos salteados, aunque había con pollo también. Lleva salsa de tamarindo, maní, brotes de soja, ajo y cebollita de verdeo. Una delicia, una bomba de sabor.

El otro plato principal fue el Chow mi fen. Se trata de un salteado con fideos de arroz finitos (tipo cabello de ángel) con vegetales. Puede ser de cerdo, res, pollo, veggie o langostinos ($365* a $479*). Pedimos el de langostinos.

No tienen postres. Una pena. ¿A quién no le gusta cerrar la cena con algo dulce? Por eso nos trajeron unas golosinas asiáticas bastante raras para nuestro paladar. Eran como unos bomboncitos, uno era de maní, otra de ananá; y también unos malvaviscos de naranja y. de frutilla. Raras si las comparamos con nuestras golosinas, eran suaves y para nada empalagosas.  Si vas, no dejes de probarlas, todo suma para enriquecer tu mundo perceptivo y sumergirte en esta cultura.

Pulgar para arriba

  • Buena relación precio - calidad
  • Buena explicación de los platos
  • Excelente atención y amabilidad de la camarera
  • El ambiente vintage y sencillo
  • En Instagram han dejado una lista de música buenísima de Spotify (ver link)

Lo que más nos gustó

  • Los sabores asiáticos genuinos y bien marcados (comparo con excelentes restaurantes orientales que conozco, ya que no he visitado como comenté países asiáticos)

Pulgar para abajo

  • Varios platos no estaban disponibles por el imprevisto en cocina
  • Poca variedad de vinos y cocktails
  • Mesa muy pequeña (sobre todo cuando pedís vino blanco que requiere frapera)
  • No trajeron servilletas hasta que las pedimos, un pequeño descuido.

Lo que menos nos gustó

  • Que no tuvieran postres  

BAO TAVERNA ASIÁTICA

  • Tel. 0261 678-3079
  • Dirección: Olascoaga 1357, Mendoza
  • Días y horarios: lunes a sábado de 18 a 23 hs
  • Reciben tarjetas
  • Opciones vegetarianas
  • *Precios octubre / noviembre 2020
  • Más info en su Instagram
  • Gasto total con 2 entradas, 2 principales, algunas golosinas, 1 botella de vino y agua minaral ·$2244*

SORTEOS "CRÍTICO POR UN DÍA"

Una vez por mes realizamos un sorteo de "Crítico por un día". ¡Atentos! Solo tenés que llenar un formulario y seguir algunas cuentas de Instagram. El próximo lo anunciaremos en  breve.

Los restaurantes, bares y demás negocios gastronómicos no pagan por aparecer en esta sección de Food Lovers. Esta CRÍTICA GASTRONÓMICA fue realizada por la periodista Alicia Sisteró, editora de Food Lovers, quien asistió al local sin presentarse como periodista, y pagó la cuenta.

Seguime en mis redes: Facebook Alicia Sisteró     Instagram @aliciasistero     Twitter @aliciasistero

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?