Cómo hacer en casa el sándwich considerado el más crujiente del mundo

Cómo hacer en casa el sándwich considerado el más crujiente del mundo

El secreto de este plato está en el tostado del pan.

Food Lovers

Para los amantes de un buen sandwich, a continuación les ofrecemos la receta para preparar el que es considerado como uno de los más crujientes del mundo. Su elaboración es tan rápida y sencilla que probablemente te preguntes cómo es que no lo hiciste antes.

Gracias a Paraísos de Sabores, compartimos también cada una de las claves que hay que tener en cuenta para lograr este sándwich a la perfección.
 

Fuente: Youtube Paraíso de Sabores

¿Qué se necesita para hacer el sándwich más crujiente del mundo?

Ingredientes. Para preparar este delicioso sándwich se requiere de:

  • Pan de molde (2 rodajas por cada sándwich).
  • Pechuga de pavo (2 fetas por cada sándwich).
  • Queso (1 feta por cada sándwich).
  • Mayonesa (a gusto personal).
  • Huevo (1 por cada sándwich).
  • 1 chorrito de aceite de oliva.
  • Rúcula, lechuga, albahaca (a elección personal, cantidad necesaria).


En cuanto a estos ingredientes, teniendo en cuenta que se trata de un sándwich los mismos pueden variar tanto en elementos como en cantidades. Todo queda a criterio personal.

Lo que no puede faltar es el pan de molde tostado. Dicho sea de paso, no hace falta que sea el tradicional, es decir, el blanco. El integral, el que tiene semillas de amapola y muchos más son igual de útiles para esta receta.

Sándwich crujiente: paso a paso

Elaboración. Con todos los ingredientes ya listos, es momento de poner manos a la obra.

Lo primero que hay que hacer es cocinar los huevos. Para esto, hay que ponerlos en una sartén con un poco de aceite de oliva y, mientras se van cociendo, con un tenedor hay que romper un poco la yema, ya que la idea es que la misma no humedezca el sándwich.

Luego hay que tostar las rodajas del pan de molde. Esto se puede hacer de diversas maneras: con tostadora, con una sartén o al horno, por ejemplo. El secreto está en obtener un tostado parejo en ambos lados de cada rodaja y en observar con atención para que el pan no se queme.

Con las tostadas del pan ya listas, el siguiente paso es ni más ni menos que el armado del sándwich. En primer lugar, hay que poner mayonesa en cada una de las rodajas.

Sobre una de ellas, hay que poner las hojas verdes seleccionadas, sean de rúcula, albahaca, lechuga u otro ingrediente. A continuación, colocar el huevo, una feta de pechuga de pavo, una de queso y una más de pechuga.

Con el sándwich ya armado y cerrado, hay que darle un toque más de tostado, para que los ingredientes se calienten y el queso se derrita un poco.

¡Listo! El sándwich ya está a punto para comer. Si por el tamaño te resulta medio incómodo para comer, puedes cortarlo por la mitad. Es más: el sonido de esta simple acción basta para comprender que se trata del sándwich más crujiente del mundo.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?