Bastoncitos crujientes de mozzarella: un snack fácil y rápido para picar

Bastoncitos crujientes de mozzarella: un snack fácil y rápido para picar

Son la combinación perfecta de crocantez y cremosidad.

Food Lovers

Son ideales para comer en cualquier momento, acompañando otra comida o por sí solos junto a alguna sabrosa salsa o crema de queso casera. A continuación, compartimos la receta para hacer unos increíbles bastoncitos crujientes de mozzarella. Eso sí: cuidado, porque una vez que los hagan será difícil que puedan parar de comerlos.

Como si fuese poco, además de ser exquisitos, estos bastoncitos son sumamente saludables. ¿A qué se debe esto? A que casi no se requiere de aceite para su preparación (apenas un poco para cubrirlos antes de cocinar).

En línea con esto, hay que decir que se trata de la receta de Collin Morgan, de Hip2Keto, el sitio especializado en comidas y salud y bienestar.

Foto: hip2keto.com

Bastoncitos crujientes de mozzarella: ¿cómo hacerlos?

Ingredientes

  • 6 bastones de queso mozzarella (semidescremado y bajo en humedad).
  • 1-2 huevos grandes (batidos).
  • 124 gr. de queso parmesano (finamente rallado).
  • 40 gr. de harina (de trigo, de avena o de almendra).
  • 1 cucharadita de condimento italiano (hierbas provenzales, por ejemplo).
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo.
  • 1/4 cucharadita de sal marina.

Elaboración

En caso de que sea necesario, lo primero que hay que hacer es revestir con papel de aluminio el interior de la canasta de la freidora. (En el video se puede ver cómo se hace).

Al mismo tiempo, dejar listos los bastones de mozzarella y a mano para cuando haya que empanarlos.

En un bol mediano, batir los huevos y, en otro, mezclar el queso parmesano, la harina, el condimento italiano, el ajo en polvo y la sal marina.

A continuación, disponer todos los elementos necesarios para el empanado y ordenarlos de tal manera que el procedimiento sea lo más ágil posible. Hecho esto, tomar cada bastón de mozzarella, cubrirlo con la mezcla de huevo y luego pasarlo por la de harina.

Foto: hip2keto.com

Lo más adecuado es darle una doble cobertura a cada bastón, es decir, repetir el proceso de pasar por huevo y luego harina. Una vez que están todos listos, revisar bien que no haya ningún fragmento de la mozzarella al descubierto.

Luego, llevar la bandeja al congelador y dejar que los bastones se enfríen durante al menos una hora. Transcurrido este tiempo, retirar, cubrir con aceite de girasol (lo mismo con la freidora) y cocinar a 190°C durante unos 8 minutos.

Dependiendo de la freidora, el tiempo de cocción puede variar entre los 7 y los 10 minutos. Para esto, la clave está en revisarlos y en evitar que la mozzarella comience a salir de los bastones.

¡Listo! Para disfrutar de estos deliciosos bastones crujientes, la clave está en servirlos inmediatamente después de freír. ¿Con qué los van a acompañar?

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?