Receta de crema de queso casera para untar con snacks

Receta de crema de queso casera para untar con snacks

Rapidez y sabor son dos conceptos claves en esta deliciosa preparación.

Food Lovers

¿Es necesario decir que el queso es uno de los productos más sabrosos y versátiles que existen? En esta ocasión, compartimos una receta fácil para hacer crema de queso casera, ideal para untar con snacks y acompañar distintos tipos de platos salados.

Solo hace falta disponer de unos pocos minutos y contar con los ingredientes necesarios. Por lo demás, también se lo puede usar para acompañar con panes, tostadas y comidas de todo tipo, desde algunas propias del día a día hasta otras dignas de una ocasión especial.

Crema de queso casera: cómo hacerla paso a paso 

Ingredientes. Para hacer esta deliciosa crema de queso casera se necesita de:

  • 125 gr. de queso crema.
  • 370 ml. de leche.
  • 40 gr. de harina.
  • 15 gr. de manteca (no hace falta que sea exacto).
  • Sal (a gusto).
  • Pimienta (a gusto).
  • 1 cucharadita de nuez moscada. 

Elaboración. 

Lo primero que hay que hacer es poner la manteca en una sartén y calentar a fuego mínimo. Una vez que está derretida, agregar la harina y revolver lentamente de forma tal que ambos ingredientes se combinen sin que se formen grumos.

A continuación, hay que agregar la leche, despacio y sin dejar de revolver. Esto hay que hacerlo hasta obtener la contextura propia de la crema.

Luego, se retira todo del fuego y se agregan los condimentos, es decir, la sal, la pimienta y la nuez moscada.

Hecho esto, hay que mezclar esta preparación con el queso crema y batir hasta que todo quede bien uniforme.

¡Listo! La crema de queso casera ya está preparada. Solo resta guardarla durante un tiempo en la heladera para que adquiera la frescura necesaria.

Algunas recomendaciones para hacer una crema de queso perfecta

Muchas veces se afirma que la diferencia está en los detalles, y en el caso de la crema de queso casera esto se aplica a la perfección.

Es que hay infinitas ideas que se pueden aplicar para lograr que esta preparación siempre sorprenda y tenga algo distinto.

Un secreto está en agregar algunos condimentos naturales más a la preparación. Por ejemplo, se puede poner un poco de perejil, de cilantro e incluso de menta, siempre en cantidades pequeñas y de forma picada.

También se puede “jugar” con un poco de cebolla y de ajo, e incluso con pequeños trozos de nueces, lo cual aporta una sensación increíble para el paladar.

Otra clave está en probar con distintos tipos de quesos. Dicho de otra manera, no hace falta que siempre se utilice el queso crema tradicional.

Se puede hacer uso de alguna versión saborizada, o bien agregar un poco de queso parmesano rallado u otras opciones similares.

En todo caso, lo importante es tener en cuenta que algunos quesos son más intensos que otros en su sabor, por lo que la elección de los mismos seguramente influya en la cantidad de sal y pimienta que se deben utilizar.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?