Decoración de huevos de pascua: bonito, barato y en casa

Decoración de huevos de pascua: bonito, barato y en casa

Cómo hacer variedad de huevos de pascua en casa, super plan para hacer en familia

Food Lovers

Se vienen las Pascuas y con esta fecha, vuelven algunas de las tradiciones más queridas. Entre ellas, los huevos de pascua ocupan un lugar especial, así que vamos a repasar un poco la historia, y después vamos a contarte una receta para que decorarlos de la mejor forma.

Las antiguas civilizaciones como egipcios y sumerios adjudicaban al huevo el símbolo de la fertilidad y por ello solían regalarlos decorados luego de alguna etapa de malas cosechas, para desear la buena suerte en las que comenzaban luego.
 

Fuente: Blasting

De ahí proviene lo que luego fue una costumbre que tomó distintos matices según las regiones y uzansas de cada lugar, con distintos significados que recorrieron todo el mundo.

El cristianismo incorporó el símbolo del huevo para regalarlo en Pascuas, como una manera de representar la resurrección de Cristo.

Al no poder comerlos durante la cuaresma, se guardaban luego de ser obsequiados y se comían el domingo de Pascua. En ocasiones, se repartían en la puerta de la misa.

Con el transcurso del tiempo, los chocolateros crearon los más hermosos y originales huevos de chocolate, agregandole confites, sorpresas dulces en su interior y finas coberturas u ornamentos de azúcar para decorarlos.

¿Te animas a hacer tus propios huevos de Pascua?

Huevo premium

Fuente: Bombonería Pons

Ingredientes:

  • Chocolate para fundir, cantidad necesaria
  • Nutella
  • Un bombón Ferrero Rocher
  • Placa dorada comestible

 Preparación:

  • Fundir el chocolate a baño maría. Con un pincel chato y un molde especial para huevos de pascua que se compra en la casa de cotillón o repostería, se pinta hasta tres veces con el chocolate la superficie.
  • Una vez pincelado todo el interior del molde hasta los bordes se deja a temperatura ambiente para que solidifique. Se repite dos, tres veces o cuatro veces hasta conseguir el grosor deseado.
  • Se pasa una espátula o cuchillo por los bordes para emparejar y se lleva a la heladera por unos 5 o 10 minutos.
  • Para hacer la primera decoración vamos a tomar las dos mitades del huevo y fabricar una manga casera con una bolsa, cortándole la punta bien chiquita e introduciendo el mismo chocolate utilizado para el huevo.
  • Luego, decorar con líneas verticales ambas partes, moviendo la manga en zigzag lo más parejo que podamos.
  • Pueden hacerse dos o tres pasadas, esperando que se seque antes de hacerlo cada vez. Así se logra una textura interesante de una forma muy simple.
  • La opción de relleno puede ser directamente rellenarlo con nutella, agregando un bombón de una golosina como Ferrero Rocher -pelado- en su interior.
  • Para cerrarlo, pegarlo con chocolate en el borde, pegando las dos mitades.
  • Se le puede agregar una placa dorada comestible y agregarla de a pedacitos con un pincel entre las rayas que quedaron en la parte externa del huevo. Se adhieren con la misma humedad del chocolate.

 

Huevo infantil

Fuente: Guía Infantil

Ingredientes:

  • Chocolate para fundir, cantidad necesaria
  • Confites de chocolate cubiertos de baño de azúcar de colores

Preparación:

  • Colocar en el molde un puñado de confites y realizar un contorno de chocolate alrededor de ellos.
  • Después cubrirlo por detrás y dejarlo solidificar. Pincelamos 3 o 4 capas, dejando solidificar el chocolate entre cada capa.
  • Limpiamos los bordes con espátula o cuchillo, se deja enfriar en heladera y se desmolda.
  • Por dentro, se puede rellenar con confites o un pequeño juguete antes de sellarlo con chocolate.

 

Huevo decorado con chocolate blanco y color

Fuente: Placer al plato

Ingredientes:

  • Chocolate blanco para fundir, cantidad necesaria
  • Colorante comestible liposoluble de 3 colores

 

Preparación:

  • Fudir el chocolate blanco y mezclarlo con el colorante en tres potes distintos, uno para cada color.
  • Con poca cantidad de chocolate y un pincel, realizar finas líneas de color sobre el molde antes de poner el chocolate que formará el huevo.
  • Se puede hacer una vez con cada color en todo el molde o hacer un huevo por color, eso es a gusto de cada uno, pero los de mútiples colores quedan vistosos y divertidos.
  • Una vez que seque ese baño de color, comenzar con el procedimiento de varias capas con el chocolate blanco sin teñir.
  • Limpiar de restos y llevar a la heladera como siempre, rellenar con minihuevitos envueltos en papel metálico de colores.


¡A disfrutar!


Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Te recomendamos que consultes con tu médico y/o nutricionista de confianza.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?