Acelga fresca directo de tu huerta: ¿qué platos decorar?

Acelga fresca directo de tu huerta: ¿qué platos decorar?

La acelga es una de las verduras más sanas que existen.

Food Lovers

Si tienes tu propia huerta, es muy probable que la acelga sea una de las verduras que tengas a mano y que estés al tanto de sus propiedades. En esta ocasión, te contamos cuáles son algunos de los usos que puedes hacer con ella y cómo puedes aprovecharla para darle una decoración ideal a los platos.

Por más que a veces quede en segundo plano detrás de otras verduras como el brócoli y la espinaca, la acelga es uno de los alimentos más sanos que se puede ingerir, y más aún si se la cosecha de forma orgánica en una huerta personal.

Fuente: Consejos para mi huerta

Acelga fresca: 3 tips para decorar los platos

  • 1. Usar hojas enteras

Por lo general, cuando se piensa en la acelga se hace mención de su versión ya cocinada. Sin embargo, es una verdura que tranquilamente se puede comer cruda.

De ser así, su sabor más bien amargo hace que sea ideal para combinar con otros ingredientes que compensen esta característica. Una opción que no falla consiste en servirla junto a distintos tipos de quesos, junto a paltas e incluso con frutas cítricas como la naranja.

Su hoja entera cubre la mayor parte del plato. Por esto, para lograr una hermosa decoración lo ideal consiste en poner sobre la misma algunos de los ingredientes, teniendo cuidado de no cargarla demasiado.

  • 2. Hacer paquetitos rellenos.

 

Fuente: enterate24.com

Su elaboración es tan simple que sorprende observar el resultado final. Primero hay que quitar las pencas de las hojas de acelga y luego poner estas últimas a hervir con una pizca de sal durante 3 minutos. Luego, retirarlas del agua y secarlas sobre papel absorbente.

En cuanto al relleno, las posibilidades son muchas y quedan a criterio personal. Algunas de las opciones más comunes son a base de arroz y carne picada.

Una vez que está listo el relleno, basta con incorporarlo sobre las hojas de acelga y luego cerrar éstas con cuidado de manera tal que se formen los paquetitos.

Para que la decoración sea perfecta, se recomienda usar una base de alguna salsa líquida.

  • 3. Jugar con los colores.

Aunque no es una preparación en sí, a la hora de hablar del aspecto decorativo es fundamental considerar que la acelga puede presentarse en varios colores.

No se trata de la hoja en sí, sino de las pencas y las nervaduras. Por lo demás, hace falta aclarar que no tienen nada de malo: solo resultan un tanto extrañas porque no se acostumbran a ver en el mercado.

Fuente: elhuertourbano.net

¿Cómo se puede aprovechar? De varias maneras: usando la hoja entera, cortándola en trozos, usándola como ingrediente principal o como acompañamiento.

En todo caso, la clave está en aprovechar la variedad de colores. Por esto mismo, una opción que nunca falla es la de combinar con otras frutas y verduras que aporten colores intensos.

Como suele decirse, la comida primero entra por los ojos. Con estos colores, nadie querrá perderse de la acelga.

Este contenido se publica solo con fines informativos y no puede sustituir la labor de un profesional. Le recomendamos que consulte con su Nutricionista de confianza.

Para dudas, sugerencias de nuevos temas de cocina y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?