Gourmet en casa: receta de sabroso pollo en salsa al ajillo

Gourmet en casa: receta de sabroso pollo en salsa al ajillo

El pollo en salsa al ajillo es un plato típico de la comida española.

Food Lovers

¿Te animarías a hacer en tu casa un plato gourmet propio de un restaurant? A continuación, compartimos todo lo que tendrías que saber para preparar un delicioso pollo en salsa al ajillo, desde su receta hasta algunos secretos para que el resultado sea un éxito total.

Si hay algo que tiene el pollo es que puede ser acompañado con muchas salsas y siempre queda increíble. Pollo a la naranja, a la cerveza… Las posibilidades son muchas. ¿Los paladares? Más que agradecidos.

Con pocos ingredientes y pasos simples a seguir, el pollo en salsa al ajillo es una opción que deja a los comensales sin aliento en todo sentido de la palabra.

¿Cómo hacer pollo en salsa al ajillo? 

Ingredientes. Para que coman 4 personas se necesita de:

  • 1 pollo troceado.
  • 8-10 dientes de ajo (dependiendo del tamaño).
  • 250 ml. de vino blanco.
  • 250 ml. de caldo de pollo.
  • 200 ml. de aceite de oliva.
  • 15 gr. de harina de trigo.
  • Sal (a gusto).
  • Pimienta (a gusto).

De manera opcional, a la preparación final se puede agregar perejil, orégano, tomillo o romero. 

Elaboración 

En primer lugar, hay que preparar los ajos y el pollo por separado. A los ajos hay que quitarles la piel y aplastarlos levemente con el costado de un cuchillo para que larguen su jugo cuando se cocinen.

Por su parte, el pollo tiene que estar troceado y limpio. Lo más recomendable es pedir que lo corten en la misma carnicería donde es comprado, ya que esto nos evita un posible problema y significa un ahorro de tiempo.

Poner en una sartén u olla mediana el aceite de oliva y llevar al fuego. Una vez que está caliente, agregar los ajos y dejar que se doren a fuego moderado. Es clave moverlos, para evitar que se quemen y lograr que el tostado sea parejo.

Hecho esto, se sacan los ajos y se agrega la harina, la cual le dará una mayor consistencia a la salsa final. Revolver bien para evitar que se formen grumos y que la harina se queme.

Para aquellos amantes del ajo que buscan un sabor bien intenso, pueden dejar 1 o 2 dientes para que el gusto sea aún más concentrado.

A continuación, hay que introducir los trozos de pollo. Una vez que están en la sartén, subir el fuego e ir rotando los pedazos hasta que queden bien dorados. Agregar sal y pimienta a gusto personal.

Cuando ya tienen este color, bajar la intensidad del fuego y agregar el vino blanco y el caldo de pollo, que bien puede ser comprado o casero.

Luego, lo único que queda es esperar a que el pollo se cocine a fuego bajo. ¿Cuánto tiempo? Entre 35 y 40 minutos, aproximadamente.

¡Listo! El pollo en salsa al ajillo ya está terminado. Para servir, se puede acompañar con alguna guarnición, y también decorar con un poco de perejil u orégano natural, entre otras cosas.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?