Trufas de fresa: un bocado fácil para disfrutar sin culpa

Trufas de fresa: un bocado fácil para disfrutar sin culpa

Saludables, deliciosas y sin azúcar: las trufas de chocolate y fresa cubren la necesidad de un antojo dulce sin salirse de los buenos hábitos alimenticios.

Redacción MDZ Online

Las trufas pueden ser de infinidad de sabores e ingredientes. Las hay de café, chocolate, coco, frambuesas y otros bocadillos dulces. Su preparación varía, sus maneras de lograrlas también. Sin embargo, tienen en común su forma redondeada y suelen tener la característica de ser tan pequeñas como para poder ser devoradas en uno o dos bocados.

Lo cierto es que son una manera ideal de caer en la tentación y tener siempre a mano un bocado delicioso para disfrutar sin ninguna culpa, ni exceso de azúcar que dañe nuestro organismo.

Esta receta popular, gracias al influencer que se hace llamar en Instagram @eldelastrufas, tiene el plus de ser súper saludable, ya que no contiene más azúcar que la que lleva el chocolate de cobertura.

Sana, natural y simple es una gran opción para satisfacer antojos inmediatos, comer algo rico y liviano e incorporar esta fruta a la dieta de una forma tan sabrosa como original. Vamos con la receta.

¡Muy fácil! ¿Cómo preparar las trufas de fresa?

Antes de comenzar, es importante recordar que es mucho más conveniente hacer las trufas en casa en vez de comprar las industriales.

Ingredientes:

  • 150 gr de cobertura de chocolate blanco
  • 150 gr de cobertura de chocolate negro
  • 250 gr de fresas
  • 200 gr de avena

Preparación:

Licuar la avena hasta que quede como una especie de harina de avena, hecha polvo. Por otro lado, licuar las fresas con un poco de agua hasta lograr una pasta espesa. En un bol volcar la harina de avena y, sobre ella, ir incorporando de a poco las fresas batidas. Mezclar.

En una sartén de teflón para que no se pegue cocinar la masa en una especie de pancake, dándolo vuelta de un lado y del otro hasta que se dore. Una vez que retiramos del fuego, dejar que se enfríe para luego, desmenuzar con los dedos dentro de un bol.

Esa será la base para armar las bolitas e ir dejándolas en una fuente o plato. El tamaño ideal es el de una uva.

Para que tomen consistencia y no vayan a pegarse habrá que enviarlas por unos minutos a la heladera. Entre tanto, manos a la obra y a derretir el chocolate. Se puede hacer mediante un microondas, no sin dejar de revolver cada 30 segundos aproximadamente.

También se puede lograr a Baño María o como más les guste hasta que esté completamente líquido. Una vez que lo tenemos, con un tenedor ir cubriendo una por una las trufas que ya estarán frías para este momento e ir depositándolas en un plato con papel aluminio.

Llevar las trufas a la heladera nuevamente y decorar invirtiendo los colores del chocolate: a las de chocolate blanco, con unas líneas de chocolate negro y a las de chocolate negro, con un detalle en chocolate blanco.

Para dudas, sugerencias de nuevas recetas y comentarios, te invitamos a escribirnos a contacto@mdzol.com y responderemos a la brevedad.

 

 
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?