Laura Lerena: "Hay que animarse al picante"

Laura Lerena: "Hay que animarse al picante"

Entrevistamos a una foodie con todas las letras. Viajes, cocina y muchos restaurantes, en las recomendaciones de una mendocina que conoce el mundo.

Alicia Sisteró

Laura Lerena está casada con Manuel Montilla, con quien ha compartido 35 años de su vida. Tiene dos hijos: Emilia de 24, estudiante de Literatura, y Juan de 23, estudiante de Ingeniería. Laura es Licenciada en Historia. Ejerció apasionadamente la docencia durante algunos años, experiencia que le dejó un vínculo muy especial con algunos alumnos, con quienes se reencuentra cada tanto.

Desde hace más de 21 años trabaja en Hillebrand, una empresa multinacional especialista en logística de bebidas. Es directora para América Latina y el Caribe: la región a su cargo comprende 51 países, un equipo de casi 200 personas que coordina el transporte terrestre y marítimo de más de 75.000 contenedores al año cargados con vino, cerveza y bebidas espirituosas. Laura se considera una privilegiada por hacer este trabajo viviendo en Mendoza, lo que por supuesto implica que hasta antes de la pandemia, mucho tiempo de su vida transcurría viajando.

Esta vez en la sección "Soy un Food Lover", presentamos a Laura Lerena! Un lujo la entrevistada foodie de hoy.

Food Lovers: -¿Te definís como una food lover? 

Laura Lerena: -Definitivamente.

FL: -¿Tu top ten de comida favorita?

LL: Bacalao, tortilla de papas (con chorizo colorado), pasta en todas sus formas, jamón crudo, trufa, gazpacho, pulpo, flan, almendras (en turrón, mazapán y helado) y baklava. No me gustan los bivalvos, los caracoles y la manzana verde. 

FL: -¿Cómo surgió tu pasión por la gastronomía? 

LL: -Tengo recuerdos olfativos desde muy pequeña: el dulce hirviendo en la paila de cobre de mi abuela Laura, el ajo friéndose en aceite de oliva en la casa de mi abuela Maruja. ¿Quién puede resistirse a eso? La cocina es un tema central en mi familia. 

Con sus amigas en un curso con María Urrutigoity



FL: -¿Te gusta comer solamente? ¿o también cocinar? 

LL: -Me gusta comer y me gusta cocinar. He tomado clases de cocina durante años. María Urrutigoity me enseñó el por qué, la teoría de base para que una preparación no falle, los principios para poder "salirse" de una receta. Begoña Labandeira me abrió la cabeza con platos de su España natal y del mundo, opciones cancheras para recibir en casa, trucos infalibles . Y además de aprender, en esos cursos he encontrado grandes amigas, un tesoro. 

Con el grupo de Cocinoterapia de Begoña Labandeira



FL: -En tu tiempo libre ¿preferís salir a comer o quedarte en casa? 

LL: -Depende de la circunstancia. Las dos cosas! 

FL: -¿Con qué frecuencia cocinas en casa? ¿Especialidad? 

LL: En casa cocino muy poco, por una cuestión de tiempo. Un clásico de esta familia es el bife a la plancha con ensalada verde. Un bife de lomo a nuestro punto justo, y ensalada con nuestra proporción favorita de oliva, limón y sal. De lujo. 

FL: -¿Qué te pide tu familia o amigos que cocines? 

LL: -Sin dudas, postre tres leches. 


FL: -¿Qué plato te sale mejor? 

LL: -La quiche lorraine. 

FL: -¿Qué accesorio o utensilio no puede faltar en tu cocina? 

LL: -El pelapapas Victorinox que me regaló mi papá. 

FL: -¿Qué ingrediente no puede faltar en tu cocina? 

LL: -Aceite de oliva. Es insustituible.  

FL: -¿Lugar preferido para comer afuera?

LL: -María Antonieta en Mendoza. Tegui en Buenos Aires. 

FL: -¿Qué tipo de comida es la que más te gusta al momento de elegir a dónde salir a comer? 

LL: -De todo. Mi lista de favoritos incluye muchísimas cosas, con lo cual la elección de restaurante no se complica. En los viajes, obviamente priorizo la gastronomía local, aunque después de varios días, vuelvo a lo clásico: ¡siempre hay un restaurante italiano en cada ciudad del mundo! 

FL: -¿Cuál es tu destino gastronómico favorito en el mundo? 

LL: -Por placer o por trabajo, la gastronomía es un tema central en mis viajes. Perú, México, España, Italia, Grecia, Japón y China me han impactado. Los que me conocen, saben con qué cuidado investigo y organizo la planilla de restaurantes antes de viajar, para aprovechar al máximo. Esos listados y recomendaciones hoy circulan incluso entre gente que no conozco... ¡y a mí me encanta! 


FL: -¿Y tu restaurante favorito en el mundo? 

LL: -Miraolas, en Santiago de Chile. Cocina de inspiración vasca en base a pescados y mariscos fresquísimos. 

FL: -¿Un plato inolvidable en esos viajes? 

LL: -La lasaña de anchoas en Etxanobe, Bilbao. Un plato que tiene club de fans, y se lo merece. Y una entraña con puré de papas en Porter House en New York. Un poema. 

FL: -¿Qué productos gastronómicos comprás en tus viajes para llevarte a casa? 

LL: -Cada vez que visito un lugar nuevo, le traigo un regalo a la casa. Generalmente es vajilla o algún utensilio, que me recuerda el viaje cuando lo uso: unos platos tailandeses pesadísimos que hoy viven en Mendoza gracias a que mi marido asumió la carga del bolso durante el largo viaje de regreso. Lo más "arriesgado" que he traído en mi equipaje ha sido el "kit completo" para preparar una fabada asturiana: fabes (porotos blancos), chorizos, morcilla asturiana y lacón de cerdo. 


FL: -¿Un consejo para nuestros lectores "food lovers”?

LL: -Nuestra cocina local utiliza muy poco picante, y eso a veces nos limita a probar algunas cosas cuando viajamos. El gusto por el picante se entrena y cuando lo adquirimos, podemos descubrir infinidad de platos exquisitos. ¡Hay que animarse al picante!

 

Seguime! Facebook Alicia Sisteró     Instagram @aliciasistero     Twitter @aliciasistero

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?