Cuándo murió la madre de la reina Isabel II

Cuándo murió la madre de la reina Isabel II

Isabel Bowes Lyon fue reina consorte del Reino Unido de 1936 a 1952, año que murió Jorge VI. Fue uno de los grandes pilares de Isabel II y siempre estuvo muy cerca de su hija.

MDZ Estilo

MDZ Estilo

Isabel Bowes Lyon, nacida en la nobleza escocesa, fue la esposa del rey Jorge VI y por lo tanto reina consorte del Reino Unido, quien se ganó a todos los británicos con su carisma. Después del fallecimiento del monarca, comenzó a ser conocida como la reina Madre para evitar confusiones con su hija mayor, la reina Isabel II.

Sus padres fueron miembros notables de la aristocracia del país: el conde Claude Bowes Lyon y Cecilia Cavendish Bentinck, descendiente de políticos. No se sabe exactamente dónde nació Isabel Bowes Lyon, pero la poca información que se tiene es que fue el 4 de agosto de 1900 en Londres, Inglaterra.

Pasó gran parte de su infancia en St. Paul's Walden, así como en el Castillo de Glamis en Angus, Escocia. Fue educada en casa por una institutriz hasta la edad de ocho años y era aficionada a los deportes de campo, los caballos y los perros, una pasión que le heredó a la reina Isabel II y ésta a sus hijos.

La reina Isabel II junto a Felipe de Edimburgo e Isabel Bowes Lyon. Fuente: BBC.

¿Cómo se conocieron Isabel Bowes Lyon y Jorge VI?

Isabel Bowes Lyon era una joven muy apuesta y carismática, características que le valieron muchos pretendientes siendo uno de ellos el entonces Duque de York, Alberto (posteriormente Jorge VI). Ambos se conocieron cuando eran muy niños y muchos años después, precisamente en 1921, el royal le propuso casamiento.

Pero lejos de decir que sí, Isabel Bowes Lyon lo rechazó tres veces por miedo a ingresar a la familia real y perder la libertad. Cuando Alberto de York declaró que no se casaría con ninguna otra mujer, su madre, la reina María, visitó el castillo de Glamis para conocer a la joven y quedó convencida de que Isabel era la correcta, pero se negó a intervenir.

Luego de un tiempo, la socialité aceptó la propuesta y la pareja se casó en la Abadía de Westminster en 1923. Su primera hija, la princesa Isabel, nació tres años más tarde, mientras que la princesa Margarita llegó cuatro años más tarde e Isabel Bowes Lyon se dedicó por completo a ellas.

La muerte de Isabel Bowes Lyon 

El 20 de enero de 1936, el rey Jorge V murió y su hijo mayor, Eduardo de Gales, se convirtió en su sucesor con el nombre de Eduardo VIII. Pero meses más tarde abdicó al trono para poder casarse con su novia, la divorciada Wallis Simpson, y el Duque de York, Alberto, se convirtió en el rey del Reino Unido con el nombre de Jorge VI.

Con mucho enojo y resentimiento hacia su cuñado, Isabel Bowes Lyon se convirtió en la reina consorte en 1936, una posición que ocupó hasta 1952 cuando Jorge VI murió mientras dormía a la edad de 56 años. Su hija mayor pasó a ser la nueva monarca y por primera vez en la historia hubo tres reinas que convivieron: María de Teck, conocida como la reina María; Isabel Bowes Lyon, popular como la reina Madre; y la reina Isabel II.

Durante los siguientes años se dedicó a apoyar y aconsejar a su hija en todas sus decisiones como flamante reina y sin duda fue un gran pilar para ella. Finalmente, Isabel Bowes Lyon falleció mientras dormía en el Castillo de Windsor el 30 de marzo de 2002 con Isabel II al lado de ella y esto ocurrió un mes más tarde del fallecimiento de la princesa Margarita.

Al momento de su muerte a la edad de 101 años, era el miembro más longevo de la historia de la familia real británica. Este récord fue desplazado el 24 de julio de 2003 por su cuñada, la princesa Alicia, duquesa de Gloucester, quien murió a los 102 años el 29 de octubre de 2004.

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?