Llega por primera vez a la Argentina uno de los mejores cafés del mundo

Llega por primera vez a la Argentina uno de los mejores cafés del mundo

La embajada de un país centroamericano lo trae a la Argentina y se va a poder disfrutar el producto de todas sus regiones, consideradas de las más relevantes del mundo.

MDZ Gastronomía

MDZ Gastronomía

Todos los cafés de altura de Guatemala desarrollan un delicioso aroma, acidez agradable, mucho cuerpo y dulzura delicada, una combinación que produce una taza exquisita y balanceada. En cada una de las regiones estos atributos crean una complejidad especial, dando como resultado ocho perfiles de taza. Esta deliciosa bebida llega a la Argentina.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la Cámara de Cafés y Bares de la AHRCC, la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés.

La complejidad de un café especial.

El Embajador de Guatemala, Rony Abiu explicó que “la importancia de realizar esta presentación del café de las 8 regiones de Guatemala, es debido a que hemos identificado que existe un alto consumo de café en Argentina, motivo por el cual queremos agregar a la oferta local, un café gourmet de alta especialidad que se cultiva en condiciones agro ecológicas amigables con el medio ambiente”.

“Al público argentino, le vamos a ofrecer uno de los mejores cafés del mundo, el cual se caracteriza por su alta calidad, distintos sabores y aromas, marcado cuerpo balanceado, gusto limpio y persistente, elegantes notas afrutadas, florales y achocolatadas, que va a depender de cual de las 8 regiones sea proveniente el grano”, comentó el diplomático. 

¿Por qué es tan especial el café de Guatemala?

- Altitudes elevadas.

- Más de 300 microclimas.

- Patrones de lluvia constante.

- Procesos artesanales en toda la cadena de valor.

Un gusto limpio y persistente

98% es cultivado bajo sombra, y los beneficios de esta particularidad son:

- Regula la fotosíntesis de la plata.

- Protege las raíces de daños.

- Los granos maduran lentamente y mejoran los atributos de cuerpo y acidez en taza.

- Los árboles interceptan la lluvia y la libera lentamente. Se erosionan menos los suelos y mantiene la humedad.

- Las hojas que caen, suma una capa de materia orgánica al suelo que proporciona nutrientes, mejora la fertilidad y reduce los fertilizantes químicos.

En cifras: 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?