Enfriar un vino: ¿es cierto que ahora se puede colocarle hielo?

Enfriar un vino: ¿es cierto que ahora se puede colocarle hielo?

Algunas bodegas están haciendo ejemplares que admiten la utilización de cubitos de hielo en la copa, pero varios especialistas brindan algunos tips para enfriar la bebida sin ese recurso.

MDZ Divinos

MDZ Divinos

La regla general en el mundo del vino dice que colocar cubitos de hielo en una copa, ya sea de vino tinto, blanco o rosado, es un paso en falso, porque de buenas a primeras se diluyen los sabores. 

En la serie "Confessions of a Sommelier" de la revista Decanter, en una oportunidad declararon que poner cubitos de hielo era el "hábito más molesto del cliente".

"Creo que mis peores caras las he puesto cuando un comensal pide cubitos de hielo para enfriar una botella cara", dijo María Wallèn en una entrevista, hablando de cuando era sommelier principal en Coya, Londres.

De hecho una encuesta publicada por esta prestigiosa publicación en su sitio de Instagram demuestra que a sus lectores tampoco les interesa usar hielo para enfriar el vino, pues el 75% de los que participaron expresó que nunca pondrían cubitos de hielo en su copa.

Sin embargo, hay una nueva tendencia: varias bodegas han lanzado vinos destinados a ser servidos con hielo, incluido Moët Ice Impérial Rosé NV, lanzado en 2016, y Ice Rosé de Freixenet.

Un espumante para ser servido con hielo.

En algunos países mediterráneos , también es cada vez más común que se les ofrezca hielo cuando se sirve vino blanco o rosado en las terrazas de los restaurantes.

Peter Richards MW dijo: "Mi opinión es: ¡haz lo que quieras con tu vino siempre que te haga feliz! Después de todo, para eso es el vino". Sin embargo, luego agregó: "Atención, pues a menos que esté bebiendo muy rápido, el hielo se derretirá y diluirá el vino y no sabrá tan bien".

Métodos alternativos para poner hielo en el vino

Richards recomienda poner algunas uvas en su congelador y luego poner uvas congeladas en su copa de vino: "Si los pone en su vaso, enfriará el vino sin diluirlo".

Muchos amantes del vino argumentan que hay suficientes dispositivos para ayudarse a enfriar el vino rápidamente , por lo que no es necesario diluirlo innecesariamente con hielo. Hay fundas para congelar y envolver botellas, y si estás en casa, siempre puedes poner el vino en tu congelador. "Envuélvalo en una toalla de cocina húmeda o un paño para que, una vez fuera, siga frío", recomienda Xavier Rousset MS. Eso sí: nunca olvidar, ¡solo asegúrese de no olvidar que está allí!

¿El último consejo? No olvidar que esto también se aplica a los tintos en climas cálidos; por lo tanto es conveniente darles un golpe de heladera durante 20 minutos antes de servir.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?