Pedro Infante y Javier Solís: estos eran los ídolos musicales de Vicente Fernández cuando era niño

Pedro Infante y Javier Solís: estos eran los ídolos musicales de Vicente Fernández cuando era niño

“El Charro de Huentitán” alguna vez fue pequeño y tuvo muchos sueños ¡Nosotros te contamos quiénes fueron su inspiración y todo lo que logró!

MDZ Espectáculos

MDZ Espectáculos

Vicente Fernández Gómez actualmente, con sus 81 años, es un reconocido cantante de la música ranchera, empresario, productor discográfico y gran actor mexicano. Padre del también cantante Alejandro Fernández, al día de hoy es considerado un símbolo de la cultura hispanoamericana y uno de los artistas más populares de México.

Más allá de su extensa trayectoria, del amor que consiguió a través de su talento y el afecto que le tienen muchas familias mexicanas, Vicente desde muy pequeño ya soñaba con ser quien llegó a ser. De hecho, cuando era niño le decía a su mamá Paula Gómez de Fernández, que quería ser tan famoso como Pedro Infante y Javier Solís.

Sí, muy pocos lo saben, pero Pedro Infante y Javier Solís eran los ídolos musicales de Vicente Fernández cuando era niño. “El Charro de Huentitán” nació un 17 de febrero de 1940 en su ciudad natal Huentitán, en Jalisco.

"FUENTE: El Heraldo de México"

Bajo el signo de acuario, Vicente fue considerado un músico precoz porque llegó a obtener su primera guitarra a los 8 años. Su admiración por Pedro Infante y Javier Solís le dieron empuje para que a los 14 años participara de un concurso de cantantes en Guadalajara. Allí fue reconocido con el primer lugar y con esa primera victoria, fue el inicio de todo a cantar en eventos de amigos y familiares.

Su primera participación en la TV fue en “La calandria musical” en 1960 en un programa regional de Guadalajara y recién a los 24 años se unió a distintos grupos de mariachi. Tras varias idas y vueltas, cantó junto a su hijo Alejandro por primera vez cuando el niño tenía tan solo 4 años, en 1975.

Sus primeros hits fueron “Tu Camino y El Mío”, “Perdóname” y “Cantina del Barrio”. Tras grabar más de 30 películas y grandes éxitos musicales, su admiración seguía fijada en las leyendas de la música regional mexicana.

Pedro Infante y Javier Solís, 2 grandes de la música ranchera que ante la polémica de quién era el más grande, fue el mismo Vicente que una vez llegó a ser comparado en diversas ocasiones con estos ídolos.

Más allá que nunca se creyó ser tan grande como sus ídolos, su postura respecto a quién era el mejor, la sentenció con una ventaja hacia ellos y dijo: “Mientras ustedes no dejen de aplaudir, yo no dejaré de cantar”. Esa respuesta fue porque es un fanático de estar en el escenario y ha llegado a cantar hasta por más de 8 horas seguidas.

¿Te imaginabas que a pesar de que Pedro Infante y Javier Solís eran los ídolos musicales de cuando era niño, llegó a superarlos? ¡Un grande Vicente!

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?