Expertos discuten sobre los impuestos que deberá pagar el pibe que se luce en el Fortnite

Redacción MDZ

Afip

Thiago "K1ng" Lapp vive en El Talar, en Tigre, y tiene 13 años. Fue noticia en las últimas horas por haber obtenido un quinto puesto en el mundial del videogame Fortnite.  Un año de juego, 8 horas de práctica diaria y mucha destreza, le tomó a este estudiante de segundo año de la secundaria subirse a la élite mundial del videojuego de moda y ganar premios por USD 950.000. 

Pero la alegría y la emoción del joven tienen también un correlato impositivo, bastante menos épico y divertido, pero de peso para su futuro. ¿Es un profesional o no? ¿Lo será en el futuro? ¿Importa que sea menor? ¿Quién es responsable por su declaración de impuestos?

En las redes la discusión está abierta entre los especialistas en finanzas.

El economista liberal Agustín Etchebarne, por ejemplo, se disculpó en Twitter ante Thiago "por ser aguafiestas".

De inmediato, enumeró cuánto creen que le "sacarán" en impuestos: "Los 270.000 dólares que te saca el gobierno de EEUU, son apenas los primeros. Cuando quieras gastar el dinero, el Estado argentino te va a ir sacando poco a poco otros 216.000 dólares como mínimo. Te van a quedar cerca de USD 414.000 dólares". Y con humor, le deseó: "¡Felicidades!"

La discusión tiene que ver con qué derecho tendría el fisco para cobrarle el impuesto a las Ganancias a Thiago "K1ng" Lapp -en realidad a sus padres, por tratarse de un menor de edad- por el premio que se adjudicó en ese torneo internacional. La controversia se basa en que, para algunos expertos, solo la "habitualidad" en este tipo de ingresos podría justificar el pago de ese impuesto.

Según explicaron fuentes de la AFIP, los funcionarios del organismo tributarios están analizando el caso. "Cuando la familia esté en el país se le va a solicitar a los padres, que son los responsables del niño, que presenten la documentación para justificar este ingreso. A partir de ahí, se determinará cómo deberían tributar por este premio", comentaron.

De acuerdo a lo que explicó Iván Sasovsky, director del estudio Sasovsky, "en este caso debería analizarse la periodicidad (de ese ingreso) para poder cobrar el impuesto a las Ganancias". Esa habitualidad se define en que la actividad que produjo esa remuneración tenga como "objetivo primero y principal obtener una renta"; en segundo lugar la frecuencia; luego la relación que guarda el sujeto con la actividad que desarrolla y por último la "importancia relativa" que pudiera tener con otros ingresos.

Por supuesto, que en el resto del mundo también se divierten con lo que pasa en Argentina:

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?