El dueño del Shopping se convierte en uno de los popes de Israel

Se trata de Eduardo Elsztain, cuyo holding IDB equivale al 5% del PBI de Israel. Además de su cadena de shoppings en la Argentina, tiene negocios en supermercados, farmacias, telecomunicaciones y empresas high tech.

Medios

Eduardo Elsztain.

Tras tomar el control del holding IDB de Israel, el empresario Eduardo Elsztein se transformó en uno de los más grandes empresarios de Israel, con un potencial económico equivalente al 5% de su PBI. Elsztein, asesorado por Mario Blejer, controla una IDB con supermercados y farmacias, telecomunicaciones, empresas high tech, una línea aérea , campos y en el cada vez más potente desarrollo inmobiliario, que generan US$ 3.100 millones anuales.

Según un informe publicado este domingo por Clarín, el dueño del Mendoza Plaza Shopping con su empresa emblemática, Irsa, posee entre sus activos  desde el edificio del JP Morgan en Manhattan hasta el casino Tívoli de Las Vegas. Uno de sus diamantes es la compañía de pensiones y seguros en Israel que es la segunda del mercado y maneja US$40.000 millones. Es una cifra importante si se considera que el sistema de pensiones de Israel suma US$450.000 millones, para sus 9 millones de habitantes. Casi lo mismo que el PBI argentino.

De acuerdo con Clarín, Irsa desembarcó con un equipo de diez personas bajo la batuta de Elsztain secundado por Saúl Zang, Mario Blejer, el ex presidente del Banco Central, Mauricio Wior, Saúl Lapidus y Gerardo Tyszberowicz. Elsztain divide su tiempo entre Israel y Argentina, Blejer continúa como asesor, Lapidus es el CEO, Wior está al frente de las telecomunicaciones y Tyszberowicz es uno de sus gerentes. En pocos días se mudan al nuevo edificio icónico de Tel Aviv, el Toha, que ellos construyeron en tiempo récord y fue diseñado por el arquitecto Ron Arad, inspirado en un iceberg. Con una economía que crece al 3% anual de manera sostenida, sin inflación y un shekel, su moneda, sobrevaluada, el costo del dinero es varias veces inferior al argentino. Los créditos son en shekel a largo plazo con tasa fija menor a 4%. El Toha, cuyo nombre apela a lo que sale de la tierra, dispone de 57.000 metros cuadrados y sus pisos de 3.000 metros ya están alquilados, sobre todo a firmas tecnológicas, otras como Intel y Motorola y WeWork. Pero el pan y la manteca de Gavyam, la inmobiliaria del grupo IDB, son sus parques tecnológicos. Se cuentan 19 en 16 ciudades distintas.

La cadena de supermercados Shufersal, con formato de descuento, tiendas de cercanía, grandes superficies y hasta locales especiales para los religiosos es la número uno de Israel con el 26% del mercado, 15.000 empleados, 347 tiendas, una tarjeta propia con 1,8 millones de socios e ingresos por US$1.000 millones al año. Acaban de sumar una cadena de farmacias estilo Farmacity con 81 tiendas. Con robots repositores, cajas automáticas y personal que funciona como consultor de compras orientando hacia dónde están las ofertas, indica el futuro del negocio en la Argentina. Actualmente están acelerando la reconversión, impulsando la venta por internet que les representa el 17%. Uno de los secretos es su centro de distribución. Ubicado estratégicamente en el centro de Israel con varios pisos de altura está manejado por robots que califican lo que llega y ordenan los pedidos según la sucursal. Los robots dialogan entre sí. Si a un sector le falta un determinado producto, otro se encargará de llevarlo. “El manejo inteligente de un inventario con 20.000 ítems es lo que nos permite negociar con nuestros proveedores los mejores precios y trasladar el beneficio al cliente”, dice Tyszberowicz. “Los robots resuelven una orden de entrega en 35 segundos. El humano entrenado lo hace en 5 minutos”, agrega.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?