Crítica situación de productores en el sur por falta de agua

Crítica situación de productores en el sur por falta de agua

Irrigación debió seccionar el riego en la cuenca del Atuel, ya que el nivel de los embalses está cerca del límite operativo para las turbinas hidroeléctricas. Los turnos pasaron de 8 a 16 días y hay preocupación entre los productores.

Productores de la cuenca del Atuel llevan una semana en vilo por el futuro de sus cultivos luego de que la crisis hídrica obligara a Irrigación a seccionar el riego en Alvear y parte de San Rafael.

El gobierno del agua admitió que la situación es preocupante por el nivel que presentan los embalses, y que debieron tomar la medida para, al menos, cubrir el mes en curso y garantizar un turno de riego en marzo o abril.

“En el pronóstico de escurrimiento de octubre se había anunciado que estábamos al 65% de un año medio por las escasas precipitaciones níveas en la temporada”, explicó a MDZ el subdelegado de Irrigación para el Atuel, Mario Barbieri. Ante lo complejo del panorama, los técnicos resolvieron seccionar el riego con turnos cada 16 días en lugar de cada 8, ya que la erogación del dique Valle Grande es de 24 m3 en lugar de los 40 m3 de otras temporadas.

“Esto se comenzó a hacer el 29 de enero porque el embalse está al 27% y no hay forma de llegar a marzo si no se toman estas medidas”, explicó el funcionario. Según detalló, se estableció un plan que garantizara un riego pleno en diciembre y enero, época en la que los cultivos requieren mayor cantidad de agua, disminuyéndolo en los meses previos y posteriores.

La autoridad del agua adelantó que el seccionamiento persistirá hasta el 5 de marzo, y que luego garantizarán un turno más de riego, que los usuarios podrán solicitar para ese mes o para abril.

La piedra golpeó y la sequía remató

“Si bien venimos de 8 o 9 años de crisis hídrica, este es el año más complicado por el seccionado cada 15 días... pasamos un momento muy problemático y muy conflictivo”, admitió a MDZ el referente de la entidad ruralista Acovi en la zona, Roberto Pungitore.

El productor recuerda además el desastre que dejó la feroz tormenta de granizo que afectó a Alvear en noviembre del año pasado. “Nos barrió la mejor franja productiva del departamento -de unos 27 km de largo por unos 6 km de ancho-, y ahora la sequía”, comentó.

Roberto Pungitore (de gorra), de Acovi.

Después del desastre algunos productores apostaron sus últimos ahorros para plantar algo de verdura y, al menos, salvar la temporada, pero la falta de riego está haciendo estragos inclusive en esos pequeños emprendimientos, señaló Pungitore.

El referente de Acovi no ocultó además la preocupación del sector respecto del futuro de la actividad agrícola teniendo en cuenta que la crisis hídrica no parece ser un tema de resolución en el corto plazo. “En los '70 tuvimos 2 ó 3 años así; pero ahora piense que hoy, aunque hay muchísimas fincas abandonadas, el agua que hay ni siquiera alcanza para regar lo que queda... el futuro es preocupante”, cerró.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?