Energías renovables

Parques solares: cómo es el mapa en Mendoza y cuáles son los límites de la inversión

Cómo funciona la generación de esta energía renovable, en qué se avanzó y cuáles son las dificultades. En la tierra del sol, cuáles son los pro y los contra de los paneles y nuevos parques.

Diana Chiani
Diana Chiani sábado, 22 de junio de 2024 · 07:00 hs
Parques solares: cómo es el mapa en Mendoza y cuáles son los límites de la inversión
La construcción de los parques solares está atrayendo millonarias inversiones en la provincia de Mendoza.

En la tierra del sol, los parques solares parecen ser una de las opciones naturales para generar energía limpia y en las últimas semanas ha habido diversos anuncios al respecto. La más reciente es el anuncio de un plan de inversión por 250 millones de dólares de Genneia, la empresa de Jorge Brito, a su vez presidente del Banco Macro, que va a duplicar la capacidad de Mendoza de abastecer la demanda de alta tensión.

Con una apuesta importante en este sentido, en Mendoza ya hay parques solares en funcionamiento y se prevé un ambicioso plan para ampliar la capacidad de generación durante este año y el próximo. La energía que producen los parques es una manera de comenzar a limpiar la matriz de generación local, pero hoy presenta algunos límites generales para su expansión.

Según la información oficial, en la actualidad en la provincia hay en construcción proyectos de energía solar que suman 450 Megavatios (MW). En total, existen 570 MW con acceso al Mercado a Término de Energías Renovables (MATER). La energía producida será inyectada al sistema eléctrico interconectado nacional (también conocido como SADI) aunque a su vez se comercializará con otras empresas en el MATER.

Esta nueva energía que se genera con los parques solares actuales tiene dos maneras de canalizarse. Una, es de manera directa a las grandes empresas y la otra, es vía inyección en la red mayorista a través de Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima).

Con infinidad de cualidades, la energía solar y la renovable en general no tiene capacidad de almacenamiento por lo que es clave poder insertar la energía generada a medida que ésta se produce. Si eso no sucede, se pierden muchos megavatios. Es por esto que las compañías que administran los parques deben competir para poder vender su energía al mercado mayorista que es, de hecho, su negocio y donde hay un cuello de botella en algunas partes. Aunque los nuevos parques anunciados están en el sur de Mendoza y las mayores dificultades se observan en el norte, se anticipa una fuerte puja por la posibilidad de despachar.

Cómo funciona el sistema

En la actualidad existen dificultades para inyectar la energía, debido a la necesidad de inversiones en el sistema mayorista y porque la ecuación es compleja y posee varias aristas. Aquí hay parques que se construyen específicamente para abastecer grandes industrias de manera sustentable y que tienen un funcionamiento específico. El MATER es un mercado en el que están los grandes usuarios (GUMAS) que representan el 20% de la demanda. Allí los proyectos aprobados e inscriptos pueden pactar libremente las condiciones de venta con un GUMA, en donde no existen subsidios a la electricidad.

El sistema mayorista está saturado y eso limita el crecimiento de las energías renovables.

Así, según explicaron desde el Ministerio de Energía y Ambiente de Mendoza, estos proyectos pueden presentarse en las RONDAS MATER, donde se subasta la capacidad remanente del sistema de transporte argentino (SADI). Es decir que, si gana la subasta, obtiene una prioridad de despacho para vender la energía que no consume un GUMA o Gran Usuario.

En este marco, se ha informado que los nuevos parques anunciados por Genneia tendrán prioridad de despacho por parte de Cammesa y que ya existe la infraestructura para ponerlos en funcionamiento. Hay que tener en cuenta que antes de proyectar un parque, las empresas analizan técnicamente la capacidad de distribución y cómo la red minorista puede soportar la nueva inyección.

El problema, según explicó un ingeniero especializado en el tema, que prefirió mantener el off the record, es que, en ciertos momentos del año, las renovables saturan la red mayorista. A los parques les cuesta conseguir que Cammesa los priorice y hay una compulsa fuerte para no perder energía. Algo que crecerá si hay mayor cantidad de parques.

“El corredor San Juan-Mendoza está saturado y la competencia por el mercado va a ser bastante agresiva”, expresó el profesional. Sin embargo, concedió que como no es tan sencillo realizar nuevas inversiones en distribución debido, entre otros puntos, a que la actividad económica o la industrial no crece demasiado –sin contar la recesión actual- tampoco sería muy rentable invertir si el consumo eléctrico no aumenta de manera considerable.

Mapa de parques

Sobre esto, desde el Gobierno explicaron que en 2015 el sistema tenía 1.400 MW disponibles y que pronto (2025) duplicará su capacidad de abastecer la demanda en alta tensión debido a inversiones, algunas concretadas y otras todavía no.

“Pasará a tener 600 MW más de transporte y 787 MW de generación (160 ya concretados, 445 en construcción y 180 más con acceso al MATER)”, detalló el Ministerio de Energía y Ambiente. Con relación a la inversión anunciada por Genneia, la ministra de Energía, Jimena Latorre, explicó que es la más importante de los últimos años.

Debido a la prioridad de despacho mencionada y a la existencia de infraestructura existente, la funcionaria aseguró que entre fines de fines de 2024 y mediados de 2025 Mendoza va a tener unos 270 megas de potencia conectados.

Los parques solares en Mendoza han tenido un importante crecimiento en los últimos años y se espera un nuevo impulso.

En líneas generales, la construcción de los parques solares toma un año aproximadamente y son obras relativamente estables. Es decir, que no es común que se queden sin fondos a mitad de camino y lo que se proyecta, se hace. En este marco, Genneia anunció que el nuevo plan se ejecutará en 2024 y 2025 e incluye la construcción de un parque en Malargüe, de 93 MW de capacidad instalada, que contará con más de 160.000 módulos fotovoltaicos en una superficie de 312 hectáreas.

Esta obra requerirá una inversión total de 90 millones de dólares. Además, se construirá el Parque Solar Anchoris en Luján de Cuyo, que tendrá una capacidad instalada de 180 MW, con cerca de 360.000 paneles solares, en un predio de 395 hectáreas. Este parque requerirá una inversión de 160 millones de dólares.

Los nuevos parques solares se sumarán a los que ya hay en Mendoza que –entre todos- producen unos 470 MW de energía fotovoltaica. Como para tener una referencia, 470MW son 4700 millones de vatios o 600 mil KW que llega a las viviendas en otra unidad de medida que es el KWh (kilowatt por hora).

Una casa consume cerca de 500 KWh en un bimestre promedio y hay que destacar que los KW son una unidad de potencia y el KWh –lo que se paga y consume- es la energía. Entre los principales parques que hay en la provincia se pueden mencionar los siguientes: Tassaroli SA con el Parque Solar Helios Santa Rosa, con 10 MW y Generadora Solar Santa Rosa SA, con el Parque Solar de los Andes, de 5 MW de potencia, ambos ya se encuentran en operación; YPF Energía Eléctrica SA, con el Parque Solar El Quemado de Las Heras, con 150 MW; Aconcagua Energía Renovable SA, con el Parque Solar Aconcagua en Luján de Cuyo, con 90 MW, y el Parque Solar Malargüe, con 20 MW.

Archivado en