Comercios

Con menos consumo, comercios grandes y chicos buscan alternativas para vender

La caída de ventas es una realidad en casi todos los sectores con el temor por lo que vendrá en los próximos meses. Los grandes súper se achican y las pymes salen a buscar al cliente. Estrategias.

Diana Chiani
Diana Chiani martes, 2 de abril de 2024 · 13:11 hs
Con menos consumo, comercios grandes y chicos buscan alternativas para vender
De todo un poco y rápido es la oferta de los formatos chicos Foto: Rodrigo D'Angelo / MDZ

La caída de las ventas no solo es un dato que se repite desde al año pasado sino una experiencia cotidiana para la mayoría de los comerciantes. Aunque tal vez con mayor espalda, tampoco se salvan las grandes superficies que ven cómo los consumidores se restringen al máximo por la caída en el poder de compra. En este marco, tanto las marcas reconocidas de supermercados como los negocios más chicos salen a buscar al cliente de distintas maneras. No es sencillo porque en general se requieren inversiones, pero todo vale en la pelea por destacarse.

El último informe de coyuntura de Cuyo del Ieral de la Fundación Mediterránea, calificó como “lógica”, la baja del consumo en un contexto de menor poder adquisitivo. Con una mirada de largo plazo, este análisis muestra que las ventas en supermercados y centros comerciales han registrado una disminución en torno al 25% en comparación con diez años atrás.  “En ambos casos, en el periodo diciembre 2023/enero 2024 las caídas en sus ventas han sido muy fuertes”, precisó el informe.

En este marco, los supermercados agudizan sus estrategias de venta y buscan acercarse al consumidor con formatos más chicos. En los últimos meses, las principales marcas de retail han inaugurado superficies express que no solo se instalan en las zonas céntricas sino también en los markets cercanos a los barrios privados. Por cuestiones de tiempo, dinero y búsqueda de ofertas, el consumidor posterga o espacia las compras grandes ya que en la actualidad y con la inflación en danza son pocos los que pueden adelantar consumos como sucedió hasta octubre de 2023.

Del otro lado, las pymes o comercios más chicos no tienen la opción de achicar el espacio, pero buscan acercarse al cliente a través de diversas estrategias. La principal tiene que ver con mejorar la venta por internet por diversas razones que tienen que ver o con dejar de pagar el alquiler del local o con reducir el gasto de personal. La posibilidad de retirar los productos o de enviarlos a costo del cliente son maneras de ganar ventas de productos que, por otra parte, suelen ser más baratos en su “modalidad online”.

Fuente: Ieral

En este marco, según María Laura Brera, gerenta del Instituto de Desarrollo Comercial (IDC) de Mendoza las pymes encuentran en internet una manera de acercase el consumidor. En este punto, destacó que el comercio digital todavía tiene mucho para crecer y que es una manera más que los comerciantes tienen de llegar. Según un estudio realizado por esta entidad gubernamental, el pequeño y gran comerciante se da cuenta cada vez más de cómo facilitarle la vida al cliente es una manera de mejorar las ventas. Para ello, no obstante, hay que dedicar tiempo y estrategias que tiendan a mejorar las experiencias de los usuarios.

Achicar para acercar

“Ya no es rentable tener grandes superficies”, declaró Fernando Savore, presidente de la Federación de Almaceneros. Incluso en su rubro se ve el achique que ahora espera un gran remezón por el aumento de tarifas que ya ha comenzado a llegar. El comerciante explicó que no solo se ha encarecido el costo operativo (con traslado a precios), que tiende a crecer por las razones mencionadas, sino que los negocios amplios no se condicen con las épocas de vacas flacas.

Es que entre los interrogantes que plantea el informe del Ieral de la Fundación Mediterránea se encuentra cómo se recuperará el poder de compra de los asalariados (el primero tiene que ver con la posible destrucción el empleo). Aparte de las dudas sobre la velocidad de reactivación del sector privado, por ahora no se observa una reducción sustancial de la inflación, o sea que, según el Ieral, el impuesto inflacionario que paga la población seguirá alto.

Las superficies grandes pierden en los contextos recesivos

De este modo, los súper express buscan acercarse al consumidor y llamar la atención de los consumidores con la oferta de casi todo (incluida carne envasada) en pequeñas cantidades. Esto porque para este tipo de compras no ha resultado efectiva la opción online según el estudio del IDC. En dicho marco, la mayoría de los clientes no elige la compra por internet para los productos de supermercados, acción en la que los rangos etarios también es clave.

La llegada de las grandes marcas a las ciudades y en formatos más chicos suele ser una competencia con los almacenes y kioscos. Con estos últimos por la diferencia de precios en productos como gaseosas o galletas y, con los primeros, dada la espalda que los súper poseen a diferencia de los negocios chicos. Sin embargo, Savore advirtió que muchas veces las modalidades express de las marcas grandes suelen tener precios más altos que en sus sucursales amplias.  

Agregó que en algunos municipios del país hay ordenanzas que protegen a los almacenes y establecen radios de radicación para que los super, cualquiera sea el tamaño, no se los coman, algo que ya sucedió en otras épocas. “Además, el comercio de barrio suele tener cintura para adaptarse a lo que  necesita el cliente y hoy en nuestras góndolas gana la pulseada la empresa pyme”, destacó Savore.

Archivado en