Crisis económica

Con la inflación del 7% en agosto las tasas de los plazos fijos subirían

En un contexto de suba de precios que viene golpeando al país en los últimos años, se propone un análisis sobre la relación entre la inflación y los plazos fijos.

Contenido externo jueves, 22 de septiembre de 2022 · 17:55 hs
Con la inflación del 7% en agosto las tasas de los plazos fijos subirían

La realidad es que no se trata de un buen momento para la Argentina en materia de inflación, ya que desde hace varios años ésta viene en aumento y golpea directamente a toda la población, principalmente a quienes son asalariados. La realidad es que no son buenas las noticias que en viene dando el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en cada informe mensual, en donde se brinda información al público en general de la suba de precios del mes anterior.

¿Cuánto se gana con un plazo fijo?

A los fines de poder captar pesos que estén en circulación y que haya una menor presión sobre el dólar paralelo, lo que hizo el Banco Central de la República Argentina en los últimos meses fue ir subiendo progresivamente la tasa de interés de referencia, que es aquella que tienen que ofrecer los bancos a quienes deseen realizar plazos fijos tradicionales.

Hasta hace pocos días, la tasa nominal anual (TNA) de los plazos fijos tradicionales estaba establecida en un porcentaje de 69,5%, por lo que invirtiendo a un año con renovaciones cada 30 meses, se podía tener y lograr la la tasa efectiva anual (TEA) de un 96,5%. Hace tan solo algunas horas, el BCRA decidió nuevamente subir las tasas de interés, por lo que a partir de ahora en el plazo fijo antes mencionado se va a poder tener una TNA del 75%, lo que sería una TEA del 107%, que en principio estaría por encima de la inflación proyectada.

Por otro lado está la alternativa del plazo fijo UVA, que brinda una ganancia de acuerdo a la actualización que tiene el Índice de Precios al Consumidor (IPC), más un adicional del 1%. Es una inversión por demás recomendada en estos tiempos, pero sí un detalle a tener en cuenta es que el dinero se debe dejar al menos 90 días, inmóvil. La excepción son los plazos fijos ajustables por UVA que dan la posibilidad de precancelación desde el día 30 de constituido.

Plazo fijo o alternativas: ¿qué conviene?

Muchos ahorristas no tienen claro, ante esta suba de tasas, si les conviene volcarse a un plazo fijo, o bien, su buscar otras alternativas para invertir. De acuerdo a especialistas, el plazo fijo puede convenir en caso de que se busque realizar a un año con renovación mensual y tener la TEA. También puede convenir para plazos breves de tiempo, como pueden ser 30 días, es decir, cuando una persona tiene el dinero y sabe que en 30 días lo va a necesitar pero tampoco quiere perder un 7%, que es la inflación mensual hoy en día.

Luego, ya más bien pensando en más opciones, la realidad es que los fondos comunes de inversión en promedio quedaron un poco retrasados en cuanto a tasas. Sí tuvieron una fuerte suba las acciones y una buena posibilidad pueden ser la compra de Cedears, que son títulos representativos de acciones de empresas que cotizan en bolsas del extranjero. Lo más recomendable siempre es diversificar, buscar opciones, analizarlas, compararlas y luego colocar capital también teniendo en cuenta el plazo en el que se quiere invertir y el riesgo que se quiere correr.

El problema de los préstamos: cómo incide sobre ellos la inflación

Ahora bien, como antes pudimos ver, hay opciones de inversión en estos momentos que pueden contrarrestar a la inflación, en el caso de quienes cuentan con ahorros y con el paso del tiempo no quieren perder su poder adquisitivo. Pero en contraposición con eso, están quienes precisan de financiamiento, que se pueden ver perjudicados con la suba de tasas por la inflación reinante.

Puntualmente la inflación incide en dos tipos de créditos. Por un lado, en las tasas que fijan los bancos para las compras con tarjetas de crédito, sobre todo para aquellos usuarios que deciden a fin de mes pagar el mínimo y no el saldo total adeudado. Por otro, también pueden tener complicaciones quienes tienen préstamos con cuotas que se ajustan también por UVA, debido a que esas cuotas se actualizan por la inflación, algo que no sucede con los salarios, por ejemplo.

¿De cuánto va a ser la inflación acumulada en el 2022?

Si bien se trata de una pregunta que puede resultar sencilla, la realidad es que por el momento sólo hay estimaciones tomando como referencia los porcentajes de suba de los precios de los meses anteriores y los actuales. Según muchos analistas se espera que el incremento interanual de la inflación aproximadamente va a ser del 95% para fin de año, una cifra que realmente alerta a muchos. Vale destacar que estos datos, al menos por ahora, responden exclusivamente a estudios que realizaron consultoras privadas.

De la mano de este tema, es también productivo hacer una mención a si se espera que la inflación vaya o no a bajar en los próximos meses. Luego de haber subido los precios un 7% en agosto (en julio había sido del 7.4%), ya se puede comenzar a ver una tendencia hacia la baja. Para fines de este año, el incremento del costo de vida no debería estar por encima del 90% interanual según expertos, aunque para que eso suceda, la subida mensual de precios en promedio no debería ser mayor a 4,9%, algo que no parece sencillo. En caso de permanecer en torno al 6%, que es lo que muchos indican que será así, se calcula que la inflación final en un período de 12 meses va a ser de 97,4%.

Para finalizar destacar que la inflación, como se puede ver con suma claridad, incide y repercute en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Complica decisiones a la hora de invertir, a la hora de pagar préstamos, de tomar financiamientos nuevos o de medir ingresos reales. Lo que se espera para el 2023 es que la inflación como máximo llegue a un máximo del 60% (acompañado claro por una subida progresiva del dólar oficial), aunque mucho va a depender de ciertos vaivenes, teniendo en cuenta que es un año electoral.

 

Archivado en