Esta inversión te paga el 90% de sus ganancias

Esta inversión te paga el 90% de sus ganancias

Una alternativa que brinda ingresos fijos mediante la inversión en el mercado inmobiliario.

Inversor Global

Inversor Global

¿Recuerdas cuando la estabilidad y tranquilidad eran el normal del mercado? En el pasado, los fondos REITs (Real Estate Investment Funds) representaban todo lo aburrido que podías encontrarte en el universo de las inversiones. No se les conocía como un instrumento capaz de ayudarte a obtener un ingreso fijo para forjar tu patrimonio.

Pero ahora la historia es distinta. Vivimos épocas turbulentas. Es por eso que es necesario explorar otros horizontes más seguros y optar por alternativas financieras que te ofrezcan un ingreso garantizado. De esa manera, los REITs cuentan con un gran atractivo en estos momentos

Qué son los REITs

Los REITs son una especie de fondos enfocados en el mercado inmobiliario que suelen compararse con los fideicomisos inmobiliarios. Sin embargo, se diferencias de estos últimos porque nacen dentro del mercado de capitales y permiten diversificar el riesgo entre varios desarrollos contenidos en la estructura financiera, y sus cuotapartes pueden ser colocadas en el mercado secundario, otorgando liquidez a los tenedores.

Así se transforma una inversión no líquida y de riesgo concentrado en un solo activo (caso del fideicomiso inmobiliario) con un certificado de participación (boleto), en un REIT que es una inversión diversificada y líquida.

En esa línea, los REITs invierten en una amplia gama de bienes inmuebles, desde edificios de oficinas o departamentos hasta galpones de almacenamiento. Estos instrumentos permiten a los inversores colocar pequeñas cantidades de dinero en proyectos de gran dimensión y altamente rentables en real estate, a los que no podrían aspirar sin este vehículo.

Las ventajas de los REITs

Los principales tipos de REITs que encontrarás en el mercado son: hipotecario, de capital e híbridos.

Los REITs hipotecarios están vinculados a hipotecas comerciales y residenciales, mientras que los de capital o renta variable operan con activos duros de real estate. Por su parte, los híbridos son una combinación de los dos anteriores.

Mientras que la mayoría de los ingresos de los REITs hipotecarios provienen de intereses que se generan a través de préstamos, los rendimientos de los REITs de capital se obtienen principalmente a través del alquiler que se paga por cada propiedad asociada al instrumento.

Si eres un inversor en busca de posiciones que te generen un ingreso fijo, similar al de las acciones que pagan dividendos, los REITs son ideales para ti en vista de que algunos ofrecen un retorno superior a la media de los dividendos que podrías encontrar en la plaza financiera.

Con esto no estoy diciendo que no debes invertir en acciones que pagan dividendos. Soy un gran creyente de este tipo de activos. Mi punto es que estos instrumentos son una alternativa perfecta para complementar tu estrategia financiera basada en ingresos fijos.

Por qué invertir en REITs

El nicho al que considero que deberías prestar especial atención cuando se trata de estos fondos es el de los hoteles/alojamientos que administran complejos de turismo. Este tipo de REITs puede contemplar desde los hoteles modestos hasta los lujosos resorts de cinco estrellas de destinos turísticos muy recurridos y paradisiacos.

Existe una gran variedad de REITs de hoteles para elegir al momento de invertir. Y son especialmente atractivos para los inversores focalizados en los ingresos porque el Congreso estadounidense les exoneró de impuestos corporativos, siempre y cuando cumplan con determinados requisitos. Uno de ellos, de hecho, el más importante, es que deben distribuir al menos el 90% de todas las ganancias en formas de dividendos a los accionistas.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?