La "soja salvadora" y las dudas sobre el mal crónico de la economía

La "soja salvadora" y las dudas sobre el mal crónico de la economía

La recaudación tuvo un fuerte crecimiento gracias a las exportaciones. La inflación sigue como el principal problema crónico, aunque podría tener un impacto algo menor este mes. Vuelve la carne pero no hay certezas con los precios. Además: es oficial el aumento del gas

Carlos Burgueño

Carlos Burgueño

Buen dato de recaudación de mayo 

Luego de la generación de divisas sanas provenientes del comercio exterior, la variable más importante para mediar la sanidad de la macro local es que el nivel de recaudación impositiva que registre la AFIP cada mes, supere largamente los índices de inflación. Los datos de mayo van en este sentido.

Según la información del organismo que maneja Mercedes Marcó del Pont la AFIP acumuló el mes pasado nueve períodos con un incremento en la recaudación por arriba de la tasa de inflación de los 12 meses previos. En mayo ascendió a $862.480 millones, 72,7% más en valores nominales y 18,1% ajustado por inflación. El incremento en el desempeño del comercio exterior a partir de la aceleración de la liquidación de los exportadores sojeros que sumaron más de U$S 3000 millones en mayo. También se contabiliza al menos parte de los casos 230.000 millones de pesos provenientes del aporte extraordinario a las grandes fortunas o impuesto a la riqueza; dinero que llegará a la AFIP en tres o cuatro meses debido a que se puede liquidar en cuotas.

Los datos finales se conocerán hoy (el adelanto lo hizo ayer el ministerio de Economía), pero la tendencia indica que hay un superávit suficiente entre recaudación e inflación como para contabilizar dinero importante en pesos como para presumir que el nivel de emisión podrá disminuir. Y que el estado nacional tendrá espaldas para poder encontrar salidas a los planes de incremento del gasto recurriendo lo menos posible a la emisión de dinero sin respaldo.

Inflación de mayo: alta, pero con menos impacto

Los primeros datos de las consultoras privadas sobre la evolución inflacionaria, indican que el ritmo de crecimiento sigue firme, pero con una tenue desaceleración contra abril. Según el  informe de IPC-OJF (GBA) que elabora Orlando Ferreres, la inflación de mayo fue de 3,3% mensual y registró un crecimiento interanual de 43,8%.

Por otra parte, la inflación núcleo avanzó a un ritmo mensual de 3,0%, marcando un aumento de 45,8% anual. La inflación general acumulada fue de 19,8%. El rubro indumentaria volvió a encabezar los aumentos, con subas de 6,2% mensual. Lo siguieron transporte y comunicaciones con 5% y salud 4,4%.  Con relación a la medición núcleo, ésta arrojó una variación del 3,0% y en términos anuales registró una suba del 45,8%. En cuanto a los bienes y servicios regulados, éstos registraron una variación de 3,6% mensual, mientras que los estacionales subieron 4,8% mensual.

Carne: vuelve el trabajo

Hoy por la noche terminará el primer paro lanzado por los productores de carne de todo el país, y mañana muy temprano los mercados de comercialización de ganado en pie volverán a vender su producción. La decisión de los ganaderos fue la de no continuar la medida de fuerza, debido a cuestiones más particular que a la intención de potenciar la protesta. Dicho de manera directa, los productores de carne vacuna ya no podían mantener la suspensión de la comercialización debido a que comenzaría un proceso económicamente ruinoso; ya que mantener la hacienda en pie a punto de necesidad de vender, directamente provocaría importantes pérdidas que no se querían asumir.

Esto no quiere decir que haya un nuevo período de paro para las próximas semanas ni que la tensión entre el gobierno y los productores por la prohibición de exportar haya terminado. Simplemente la decisión de volver a la comercialización obedece a una necesidad económica para no continuar perdiendo dinero. Para el público la novedad implicará que los precios dejarán de tener tensiones, y seguramente terminen la suba desatada desde que comenzó el paro y que, según el territorio del país de que se trate,  llegó a un 10%; comience a frenarse. La gran pregunta es que si los precios, una vez que se normalice la oferta, baje a los niveles anteriores a la medida de fuerza; o si, como suele suceder en estos casos, el precio de la semana pasada se estabilice con los incrementos.

Aumento del gas: 6% para todos

El Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) confirmó hoy los nuevos cuadros tarifarios a partir de un incremento promedio de 6%, porcentaje que ya es oficial y para todo el ejercicio 2021. El 6% regirá para los usuarios residenciales de todo el país, mientras que las pequeñas y medianas empresas y comercios tendrán una adecuación de 4%. Con esta actualización, un usuario residencial en la Ciudad de Buenos Aires que consume unos 760 m3 al año pasará de pagar $1.700 promedio por mes a menos de $1.800, mientras que a un residente en Provincia con un consumo de 940 m3 la factura promedio le subirá de $2.400 a $2.550.

El aumento del 6% ronda entre $100 y $120 por mes, según el consumo y usuario. La actualización de la tarifa del gas se hizo a través de las resoluciones 149/21; 150/21; 151/21; 152/21; 153/21; 154/21; 155/21; 156/21; 157/21; 158/21; 159/21 y 160/21, publicadas en el Boletín Oficial, conforme a los Regímenes Tarifarios de Transición (RTT) de las nueve empresas Licenciatarias de Transporte y Distribución de gas por redes. Como ya está definido, este será el único incremento de la tarifa de gas en el año. Así quedó políticamente definido y ya negociado dentro de la coalición gobernante, siguiendo los lineamientos que llegaron del Senado y que determinaron para el ministro Martín Guzmán la necesidad de absorber si primer gran derrota política desde que llegó a ser ministro. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?