Los 5 famosos que se convirtieron en empresarios

Los 5 famosos que se convirtieron en empresarios

Luego de triunfar en el ámbito artístico, estos famosos decidieron invertir su dinero en diferentes negocios. Sus buenas decisiones financieras les permitieron incrementar, aún más, sus riquezas.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Normalmente, todos los artistas o deportistas exitosos han ganado grandes cantidades de dinero a lo largo de sus vidas. Sin embargo, el no saber gestionar tales fortunas los ha llevado a las ruinas. Por fortuna, algunos utilizaron su inteligencia y crearon grandes negocios para seguir cobrando durante varios años.

 

Shawn Corey Carter, conocido por su nombre artístico Jay Z, es un rapero que no solo cautivó a millones de personas con su música, sino que también supo cómo invertir correctamente su dinero para aumentar su capital.

Además de patentar su apodo para poder comercializar artículos publicitarios, el músico también tiene una prestigiosa productora musical llamada Roc Nation, es propietario de un equipo de básquet, una línea de ropa, una marca de coñac y un servicio de streaming de música, Tidal.

Tras deleitar durante décadas a los espectadores con sus brillantes actuaciones, Robert De Niro se asoció al reconocido chef japonés Nobuyuki Matsuhisa para crear un restaurante completamente innovador y llamativo.

De esta forma, el pequeño local ubicado en Beverly Hills se convirtió en una cadena comercial con sucursales en Dallas, Nueva York, Dubái, Hong Kong, Moscú, Londres y Ciudad de México.

El defensor del Fútbol Club Barcelona no solo posee habilidades deportivas, sino también empresariales. Tras recaudar millones de dólares jugando al fútbol, Gerard Piqué se dedicó a realizar diversos y lucrativos negocios.

Luego de incursionar en pequeños emprendimientos, cofundó Kerad Holding, una compañía de inversiones inmobiliarias; Kerad Project, una empresa dedicada a la representación de deportistas, y Kerad Games, un desarrollador de videojuegos.

El importante actor de Hollywood protagonista de obras como Titanic, Había una vez en Hollywood o La isla siniestra tiene una faceta corporativa que le permite seguir facturando millones de dólares ajenos a la actuación.

Leonardo DiCaprio no solo invirtió en su propia productora de cine, sino también en Kingo Energy, una compañía encargada de fabricar tecnología en base a energía solar, y Mobi, una plataforma para compartir contenido multimedia.

Considerado uno de los hombres más ricos de todo Reino Unido, Paul McCartney no solo brilló en el ámbito musical de la mano de Los Beatles, sino también como persona de negocios.

Gracias a su compañía MPL Communications, el artista posee los derechos de más de 3.000 canciones. De esta forma, por cada evento o distribución del contenido, el músico facturará millones de dólares.

Como se puede apreciar, no todos los artistas y deportistas solo viven de su actividad principal, muchos de ellos lograron triunfar en el ámbito de los negocios mediante la creación de lucrativas empresas.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?