Dos alternativas de inversión que le ganan al plazo fijo

Dos alternativas de inversión que le ganan al plazo fijo

Los fondos comunes de inversión y los bonos CER permitirán que el inversor argentino obtenga un retorno en pesos superior al que brinda un depósito a plazo fijo.

Gonzalo Andrés Castillo

Gonzalo Andrés Castillo

El vehículo de inversión favorito de los argentinos es el depósito a plazo fijo. Esto es así debido a la facilidad con la que se pueden colocar los pesos en él. Simplemente basta con entrar a la cuenta bancaria y hacer algunos clics.

Desafortunadamente, a pesar de su practicidad, la ganancia que brinda en la actualidad es muy baja, ya que a día de hoy la tasa nominal anual es del 37% en pesos, cuando la inflación proyectada se acerca al 50%.

Sin embargo, no todo está perdido, ya que el mercado de capitales ofrece diversas alternativas de inversión que pueden reemplazar al plazo fijo otorgando una ganancia real positiva.

Bonos CER

Los bonos CER son instrumentos financieros de renta fija cuya renta dependerá del Coeficiente de Estabilización de Referencia, lo que quiere decir que el retorno, positivo o negativo, dependerá de cómo se comporte la inflación en un determinado periodo de tiempo.

Los bonos pueden ser emitidos tanto por el Estado como por empresas privadas de alta calidad crediticia. En ambos casos, el funcionamiento será el mismo: el inversor compra los bonos en el mercado secundario o suscribe su dinero en la licitación primaria y va cobrando los intereses trimestral o semestralmente. En simultáneo, puede gozar de una revalorización del capital según la oferta y la demanda del momento.

Fondos comunes de inversión

Por otra parte, un inversor argentino que abandona el plazo fijo también puede optar por colocar su excedente de dinero en un fondo común de inversión (FCI). Estos vehículos financieros son administrados por profesionales y se amoldan a diferentes perfiles de inversor.

Si el inversor es conservador y tiene un horizonte de corto plazo, puede optar por un fondo money market que invierte en plazo fijo mayorista, cauciones, letras del Tesoro, etc. En cambio, si el individuo es más arriesgado y quiere incrementar el capital en el largo plazo, puede escoger un fondo que invierta en acciones.

Lo importante es armar una cartera de inversión que combine diferentes activos para que esté correctamente diversificada y que, además, tenga la capacidad de otorgar una rentabilidad real positiva, es decir, que la ganancia le gane a la inflación.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?