Coparticipación: el plan de Fernández y una vieja disputa de fondos

Coparticipación: el plan de Fernández y una vieja disputa de fondos

Por qué crecieron los fondos para la Ciudad de Buenos Aires en la presidencia de Macri. La vieja disputa por los fondos para la seguridad porteña. Cómo piensa resolverlo Fernández. ¿El regreso del modelo K de coparticipación?

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El miércoles por la noche, el presidente Alberto Fernández anunció la quita de un punto de la Coparticipación Federal a la ciudad de Buenos Aires porque consideró que el distrito del PRO fue injustamente beneficiado en enero de 2016 -es decir, un mes después de que Mauricio Macri asumiera como presidente y elevara por decreto el reparto de recursos federales de 1,4% a 3,75%- ¿En qué se justificó esa decisión de Macri? Más allá de que hoy el oficialismo insiste en que fue una medida arbitraria, un análisis del periodista Ezequiel Chabay (El Cronista) revela un motivo de disputa política que podría derivar en el regreso del modelo de coparticipación kirchnerista y que tiene que ver con lo que en su momento llevó a que Macri pusiera en marcha la Policía Metropolitana, la actual Policía de la Ciudad. 

Síntesis del recorrido. La crisis mundial de 1929 derivó en menos ingresos en dólares en exportaciones para Argentina, siendo que las exportaciones sostenían el régimen tributario del país. Entonces se unificaron todos los impuestos internos y se fijó un sistema de distribución para nación, provincias y municipios. En 1935 surge el primer sistema de coparticipación de impuestos, con 82% de recursos para la Nación y 17,5% para las provincias. A lo largo de las décadas y de los gobiernos, esta fórmula fue cambiando y haciéndose más compleja. La Constitución de 1994 estableció una serie de reglas y pautas, pilares del marco normativo actual. El 26 de marzo de 2003 (presidencia de Eduardo Duhalde y Aníbal Ibarra como jefe de Gobierno porteño), mediante el decreto 705 de ese año, se establece el 1,40% de los fondos coparticipables para la Ciudad de Buenos Aires. Al mes siguiente de que Macri asume como presidente (enero de 2016) dicta el decreto 196/2016, elevando el 1,4% establecido en 2003 al 3,75% (160% más). En 2018 lo reduce a 3,50%. .Y en la última semana, con el decreto 735/2020, el presidente Alberto Fernández derogó los dos anteriores y redujo el porcentaje del monto para la Ciudad de Buenos Aires del 3,50 al 2,32% hasta que el Congreso Nacional apruebe la transferencia de servicios no federales a cargo de la Nación y establezca que una vez sancionada dicha ley el porcentaje volverá al monto original del 1,4%, es decir, al mismo que tuvo la capital argentina durante el kirchnerismo.

De 1,40% a 3,50%  ¿Por qué?. Desde el oficialismo afirman que fue una decisión arbitraria la de Macri en enero de 2016. En su informe, El Cronista señala que ese aumento de fondos para la Ciudad de Buenos Aires se justificó por la decisión de migrar 19.900 policías de la Federal a la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, al concretarse la transferencia de las competencias de seguridad a la capital argentina, tal como lo estableció la reforma constitucional de de 1994-. Sin embargo, apenas asumió Alberto Fernández como presidente, la discusión por el reparto de los fondos fue uno de los primeros planteos que le hizo a Larreta, mientras que desde La Matanza, Cristina denunciaba una "gran desigualdad" entre porteños y bonaerenses del conurbano.

Cristina y Macri, y una disputa de "fondos". En marzo último -según describe el informe de Ezequiel Chabay- la ex ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires y actual funcionaria de la administración de Axel Kicillof, Silvina Batakis, consideró que en cuanto a la transferencia de las competencias de seguridad a la Ciudad de Buenos Aires, los costos asociados equivalen al 0,92% de los recursos coparticipables, muy por encima de los 2,35 puntos porcentuales extra que Macri le otorgó a Larreta en 2016. Ese margen es igual a 24.836 millones de pesos. Sin embargo, desde la mesa de negociaciones de la Ciudad de Buenos Aires, ese flujo de dinero excedente tiene una explicación: :cubrir la inversión que en los años kirchneristas hizo el Gobierno porteño, cuando Cristina se negaba a entregarle el personal (y los recursos) que necesitaba la Ciudad de Buenos Aires y que finalmente llevó al por entonces jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, a montar la estructura de la Policía Metropolitana, que más tarde pasó a llamarse Policía de la Ciudad.

El plan de Fernández. Ante este escenario, y según las fuentes consultadas por El Cronista, hay dos versiones: por un lado, volver al esquema de coparticipación que hubo durante el kirchnerismo y finalmente dejar a la ciudad de Buenos Aires con el 1,40%. Y por otro, resolver el pago de la policía porteña por otra vía, sin atarlo al movimiento de los recursos tributarios.

Ver la nota completa en El Cronista

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?