5 consejos para ahorrar en el día a día de la nueva normalidad

5 consejos para ahorrar en el día a día de la nueva normalidad

Quienes permanecen mucho tiempo en sus hogares pueden tomar medidas para consumir menos energía o utilizar productos caseros.

MDZ Dinero

MDZ Dinero

La pandemia atravesó a todas las personas en distintas partes del mundo, quienes tuvieron que cambiar su cotidianeidad y acomodarse a la "nueva normalidad". Hay una serie de acciones que se pueden tomar para producir un ahorro a nivel personal y en el hogar.

Parte de esta nueva vida que se tiene desde marzo pasado es quedarse más en casa y así evitar el coronavirus. Esto generó muchos inconvenientes en las facturas de luz, internet o gas, así como también la compra de insumos diarios ya sean barbijos, artículos de limpieza extra o alcohol en gel. Pero simples cambios pueden hacer que se deje de gastar dinero de más.

1- Cambiar a luces LED

Quienes pasan mucho tiempo en sus casas posiblemente hayan tenido un incremento en su factura de electricidad. Por ello, es recomendable eliminar el uso de las luces incandescentes y cambiar a LED, que consumen 10 veces menos energía y duran 7 veces más.

2- Uso del aire acondicionado

El uso del aire acondicionado aumenta en los picos del verano y el invierno, ya que muchos tienen la opción de frío/calor. Quienes estén haciendo home office por la pandemia lo utilizan el doble que otras veces.

Por ello, es importante ser eficiente en su uso. Lo ideal es mantenerlo 24ºC, una temperatura que conserva frescos los ambientes, y limpiar los filtros para que el aparato no haga tanto esfuerzo y gaste menos energía.

Es importante destacar para quienes estén por comprar un aparato para el hogar, ya sea aire acondicionado, heladera, microondas o lo que fuese, que es fundamental que sea tenga una certificación clase A porque son los que menos gastan. Esto se puede corroborar en la etiqueta de eficiencia. 

3- Bajar el plan de la telefonía celular

Quienes tengan el servicio de wifi contratado junto con el cable pueden reducir sus planes de telefonía celular.

Los dispositivos móviles se pueden conectar directamente a la red hogareña, por lo que no es necesario tener un plan alto de datos móviles. Además, ahora las llamadas se pueden hacer vía WhatsApp por lo que solo se necesita una buena conexión a internet. 

4- Desinfectar con alcohol casero

Cuando inició la pandemia los profesionales propusieron una alternativa fácil, económica y útil para prevenir el covid-19: alcohol reducido con agua para desinfectar. Si bien siempre se indicó que debe ser 70% alcohol y 30% agua, no son las medidas exactas.

En un recipiente colocar 100ml de alcohol 96° (el que se compra en farmacias) e incorporar 41 ml de agua. Para esto se pueden utilizar los vasos medidores para cocinar. Recomiendan utilizarlo en envases en forma de spray para rociar fácilmente.

La diferencia de costos entre el preparado casero y el producto en las góndolas de supermercados, farmacias y perfumerías es abismal. La nueva normalidad supone la elaboración artesanal de muchos productos y artículos por una doble funcionalidad: ahorro y cuidado del medioambiente. 

5- Tapabocas de tela

En los últimos meses se habló de utilizar barbijos para minimizar las contagios, pero cualquier tela es válida para usar como tapaboca. Se puede realizar de manera casera en el hogar y uno de los métodos más usados son los pañuelos que se llevan para tapar el cuello.

Se agarra uno de los pañuelos o una tela que se tenga y se dobla en forma de triangulo. Luego se debe coser dos tiras a los costados para que agarre la oreja. Confirmar que la tela llegue a tapar la nariz, la boca y el mentón.

El auge de los barbijos hizo que marcas de moda de todo el mundo comercialicen sus propuestas a costos muy elevados. La realidad es que será un artículo necesario por tiempo indefinido y que su producción en casa puede representar un costo 0. 

Algunas consecuencias de la nueva normalidad que representan un ahorro

Pasar más tiempo en casa también supuso la generación de nuevos proyectos relacionados al hogar. Por ejemplo, la creación de huertas en balcones o jardines, de las cuales se extrae la fruta y verdura que, en comercios, aumenta significativamente cada vez más.

El rubro gastronómico se perjudicó muchísimo en 2020, ya que tuvo que tener sus puertas cerradas al público de forma preventiva por las medidas sanitarias. No obstante, para la persona que quiere ahorrar, esto supuso un significativo resto en su bolsillo. Cocinar en casa es drásticamente más barato y lógicamente más saludable. 

Los costos de movilidad también se redujeron: implementando los consejos de ahorro en electricidad que mencionamos más arriba, quedarse en casa significa guardar el dinero de la nafta, las tarjetas de transporte público y otros recursos de movilidad. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?