Retenciones: el campo por ahora descarta volver a las protestas

Retenciones: el campo por ahora descarta volver a las protestas

Pese al anuncio de suba de las retenciones, un referente del sector considera que hoy el escenario es distinto al del paro agropecuario de 2008. En qué mejoró y empeoró el sector con el gobierno de Macri. Entrevista con el presidente de Coninagro, Carlos Ianizzotto.

Mario Simonovich

Mario Simonovich

"En este contexto de tasas al 70% no puede haber más impuestos", dijo el presidente de Coninagro, Carlos Ianizzotto. "No se soporta impuestos de ninguna naturaleza en un escenario con inflación (anual) del 50%, presión tributaria del 53 al 60%, de una pérdida del trabajo en el sector rural de cerca del 42%, como también  caída del sector industrial y de cierre de pymes agroindustrial", agregó. Y confirmó que el Gobierno nacional no consultó al campo sobre el  nuevo aumento de las retenciones (un tema sensible y que en el 2008 fue la causa de un paro agropecuario, que derivó en un conflicto con el gobierno kirchnerista). En este senitido, Ianizzotto descarta un nuevo conflicto del campo con el Gobierno. 

"El panorama es completamente distinto al del 2008, ya que hay un marco de diálogo, de la palabra solidaridad y consenso y de un programa económico integral, Es un contexto diferente, aunque los primeros pasos que está dando el gobierno, como la suba de retenciones, doble indemnización y el procesamiento de dirigentes del campo (entre otros, Eduardo Buzzi, ex titular de la Federación Agraria Argentina, por una causa que lleva 11 años) contradice todo esto,  Y en lo que respecta a las retenciones aseguró que "son medidas que van  en contra del empleo y de las inversiones que necesita el país para terminar con las problemáticas sociales. No hay otra forma, más allá de alguna coyuntura".

La semana pasada, el presidente Alberto Fernández dejó sin efecto el sistema actual de retenciones a los granos, que era de $4 por dólar exportado y desde ahora se pagará una tasa fija de 9%. En cuanto a la soja, mantendrá la base del 18%, pero sumado al 9% de todos los otros productos quedará con un gravamen por derecho de exportación del 27%. Sin embargo, este domingo el presidente salió a negar que se trate de un aumento de las retenciones.

 

Sin paquete económico integral. "El anuncio fue una sorpresa en el modo y en el contenido. En el modo porque habíamos conversado con el gobierno que todo lo referente a la política agroindustrial iban a ser conversadas y profundizadas, y el mismo ministro de Economía mencionó que iba a anunciar un paquete integral económico y están anunciando más impuestos", aseguró.

Más impuestos. "Esperábamos que se empezara a orientar estos aspectos a favor del crecimiento del país, que se activara el consumo en un mercado interno y de favorecer las exportaciones. Y de pronto, más impuestos. No se consigue más trabajo y más empleo a través de impuestos. Se trabaja con un plan de producción, desarrollo y crecimiento. De un sistema tributario asfixiante a un sistema tributario adecuado. De un sistema financiero de la especulación a un sistema financiero a favor de la producción".

No es lo mismo que el conflicto por la 125. ·En aquella época hubo una situación de agresividad (hacia el campo) y además se cerró la economía hacia el mundo, con el control autoritario e intervencionista del Estado -a través de una política populista- el mercado interno se desabasteció; a costa del sector privado el Estado se agrandó y achicó la rentabilidad y por eso aumentó la pobreza y la desocupación en la época kirchnerista, y el grado de conflictividad fue tremento, incentivado por las medidas y el procedimiento del kirchnerismo de aquellas épocas. En este momento aspiramos a una mesa de diálogo, de consenso y de políticas de crecimiento integrados al mundo. En aquella época (2008-2015) no había ninguna integración al mundo, estábamos aislados y habíamos optado por Cuba y Venezuela"..

¿Les fue mejor con Macri? "En los dos primeros años de Macri hubo un cambio total respecto del kirchnerismo porque se quitaron las retenciones y también toda una serie de trabas para la apertura al mundo. Mejoró considerablemente la situación del sector agroindustrial y toda la vinculación con el mundo, con el sector exportaciones. Luego, en la segunda parte de su gobierno, sobre todo en el último año, al establecer una economía monetarista para regular la inflación hubo un deterioro, sobre todo en las economías regionales, en las cuales -al igual que en el kirchnerismo- quedaron en total abandono. Hubo una continuidad en políticas financieras tributarias que no favoreció el desarrollo local y el arraigo familiar ni en el gobierno de Macri como tampoco en el gobierno de Cristina".  Además acá el tema es un programa económico que establezca políticas de Estado a 15 años para todo el sector agroalimentario. Esto es lo que necesitamos. Y luego de ahí ver con políticas diferenciales qué sistema tributario va a acorde con cada cíclo agrícola y con cada rentabilidad y competitividad. Tenemos que llegar a la soberanía alimentaria, que es nutrición y alimento para todos los argentinos y para el mundo, además llegar a la bioeconomía y biotecnología. Esto se logra con una política diferente, no colocando más impuestos".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?