Ponzio admitió que recibió dinero en Zaragoza y asegura que lo devolvió

El volante de River Plate, implicado en el juicio por el supuesto arreglo de un partido entre su ex equipo, Zaragoza, y Levante en 2011, declaró hoy ante la Justicia española y reconoció haber recibido 85.000 euros de parte del presidente del club para el que jugaba en ese momento.

sección deportes

Ponzio declaró hoy en Valencia.

PUBLICADA EN MARCA

El volante de River Plate, Leonardo Ponzio, declaró este jueves en el juicio que se está celebrando en Valencia, España, por el supuesto arreglo del Levante-Zaragoza de 2011. Aquel partido, el último de la temporada, lo ganó el conjunto aragonés por 1-2 y logró la permanencia en Primera División. El capitán de River fue uno de los futbolistas que tuvo que explicar los motivos de los movimientos que tuvo su cuenta bancaria en aquellos días previos al partido.

El mediocampista aseguró que fue el propio Agapito Iglesias, entonces presidente y dueño del Zaragoza, quien lo llamó para explicarle la situación que tenía y que necesitaba su colaboración. Ponzio confirmó que recibió 85.000 euros (en dos pagos el 18-19 de mayo de 2011). "Recibo una llamada del presidente. Me dice que me iba a ingresar un dinero, que tenía que hacer un favor. Que lo retire para devolvérselo. No se lo devolví a él sino a una persona de confianza de él en La Romareda. Me dijo que era para hacer frente a entradas y autocares para el desplazamiento. No era un directivo, no sé quién era pero lo veía con él, pertenecía al club".

Después, a requerimiento del fiscal, matizó que recibió la llamada y que se encontró con el presidente en un restaurante donde le hizo la propuesta. Ponzio, como el resto de compañeros, lamentó no haber pedido un justificante a Agapito de haberle entregado el dinero. "No lo hice. Fue una equivocación mía", comentó.

También declaró Nicolás Bertolo, el otro argentino que está imputado. En su caso lo hizo en la sesión de la tarde española, junto a los jugadores que no recibieron transferencia de 90.000 euros del club por lo que las preguntas incidieron casi exclusivamente por si recibieron alguna prima en efectivo."Nunca recibí dinero en efectivo ni prima alguna", aseguró en su declaración.

El juicio seguirá en los próximos días con las declaraciones y se prolongará hasta el 30 de septiembre. Las penas para los imputados en el caso de ser declarados culpables son de dos años de prisión y seis de inhabilitación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?