El uno x uno: Messi aportó la magia y Lautaro Martínez la contundencia

Argentina goleó a Nicaragua y se despidió del país mostrando algunos puntos altos aunque otros no aportaron demasiado. La prueba no tuvo equivalencias pero sirve para llegar a Brasil con la confianza en alza.

Avatar del Diego Zárate

Diego Zárate

Selección Argentina

@Argentina

Franco Armani: tuvo más tiempo la pelota en sus pies que en las manos pero mostró seguridad en los centros. En el penal poco pudo hacer.

Renzo Saravia: siempre se mostró como opción. Desbordó, estuvo muy activo por su lateral y apareció por sorpresa. Un buen partido del lateral de Racing.

Juan Foyth: firme, atento, fuerte y seguro. El pibe del Tottenham tuvo una auspiciosa presentación que seguramente dejará tranquilo a Scaloni pensando en lo que viene.

Nicolás Otamendi: su personalidad le dio tranquilidad a una defensa con pocas fisuras. Ganó en el área rival cuando fue a buscar, punto a favor y otra opción de ataque o sorpresa.

Marcos Acuña: lo buscaron poco pero aportó en ataque. Es una carta que puede ser de mucha utilidad para el entrenador teniendo en cuenta su versatilidad para defender y atacar.

Giovani Lo Celso: hasta la apertura del marcador no se encontró en el partido. Dejó pagando a Saravia un par de veces por hacer una de más. Luego, se acomodó y tuvo buenos momentos.

Guido Rodríguez: de los volantes, el más comprometido con la marca. Cuando tuvo la pelota en sus pies fue simple y preciso.

Leandro Paredes: su juego vistoso estuvo ausente.

Lionel Messi: no estuvo fino en los tiros libres pero con un par de pinceladas levantó al público sanjuanino. Encima, el primero de sus goles, fue una verdadera perla para ver varias veces.

Sergio Agüero: fue solidario, luchó, peleó y no tuvo muchas opciones. Una de ellas terminó en el segundo gol argentino. Se lo vio rápido y comprometido con el equipo.

Matías Suárez: estuvo activo, mostró jerarquía y tuvo una chance clara que dio en el palo. El jugador de River de a poco se gana un lugar a base de sacrificio y buen pie.

Paulo Dybala: poco en juego, no gravitó ni generó peligro. El cordobés intentó ser el nexo de juego pero pocas veces pudo lograrlo.

Lautaro Martínez: entró derecho, punzante y anotó un par de goles que sirven para aumentar su confianza. El del Inter aprovechó su oportunidad.

Nicolás Tagliafico: casi no entró en juego.

Roberto Pereyra: el Tucu entendió que era importante mostrarse. Estuvo generoso, preciso y aportó sorpresa. Además, marcó un gol, prueba superada.

Rodrigo De Paul: jugó pocos minutos, con el partido definido.

Ramiro Funes Mori: también ingresó con la historia consumada pero un cabezazo suyo terminó siendo asistencia para el cuarto gol argentino.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?