Barcelona jugó mal y no pudo con Slavia Praga

Con Messi en cancha, el equipo Culé empató sin goles con el colero de su grupo y si bien quedó en la cima, la gente mostró descontento por el nivel mostrado.

Sección Deportes

Barcelona empató en casa y lidera su grupo

@Barcelona_es

Barcelona ha empatado este martes en el Camp Nou contra el Slavia Praga (0-0) en la cuarta jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, en un partido en el que dejaron escapar dos puntos de su feudo, en el que no reaccionaron tras la derrota en LaLiga Santander y empeoraron, si cabe, la imagen ofrecida en la sufrida victoria de Praga.

Mal partido de un Barça. Ganar metía virtualmente al equipo en los octavos de final y si, además, el juego era vistoso se podía cambiar el chip y dejar en tropiezo el casi enésimo deshecho como visitante; la derrota ante el Levante 3-1 del fin de semana.

Pero nada de ello ocurrió. Ni se dejó sentenciado el grupo ni se ganó ni se alejaron los fantasmas que, con sus cadenas, parecen atenazar y maniatar al equipo. No hay juego, ni asociativo como en unos grandes tiempos de Guardiola o más directo como con Luis Enrique, ambos ya muy lejanos. Hay rachas, que dependen de las estrellas y por ello son fugaces.

Sigue líder el Barça, con ocho puntos, e invicto. Pero este empate dolerá mucho más que el del Signal Iduna Park de Dortmund. No hubo reacción pese a la marcha extra que le puso al partido Ansu Fati, que cerca estuvo de regalar un tanto a Messi, ni pese a esa presión que tenían los blaugranas de poner las cosas en su sitio. El Slavia, jugando valiente, se lleva el premio merecido.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?