Argentina venció a Rusia en su penúltimo amistoso previo al Mundial

Argentina venció a Rusia en su penúltimo amistoso previo al Mundial

La Selección argentina de básquet derrotó por 85 a 64 a Rusia, en su penúltimo amistoso preparatorio de cara al Mundial China 2019. Pese a la victoria, hay preocupación por la lesión de Facundo Campazzo.

La Selección argentina de básquet mostró mejorías en defensa y derrotó con claridad a Rusia por 85 a 64 en el penúltimo amistoso de preparación de cara al Mundial China 2019, aunque terminó el partido con una sensación amarga por el esguince de tobillo de Facundo Campazzo.

Con la sensación de estar enfrentando a un rival del Grupo y la necesidad de no mostrar todas las cartas, ambos equipos iniciaron el juego con la disyuntiva de utilizar el partido como simple fogueo o ir por la victoria. Argentina, apenas pasado el minuto inicial se enfocó para ganar. Campazzo marcó el ritmo (siete puntos, tres rebotes y tres asistencias) y Scola empujó desde la experiencia. Así sacó diez de diferencia y cerró el cuarto con confianza (18-8).

En el segundo parcial, las sensaciones positivas se multiplicaron a partir de la frustración del rival (diez pérdidas al ET) y el crecimiento defensivo del elenco nacional, visiblemente mejorado en ese apartado respecto del juego con Japón. Deck entró con puntos (para variar) y Laprovittola tomó buenas decisiones. Entonces la máxima se estiró a 16 (39-23). Y no terminó siendo mayor por una serie de desatenciones en el minuto final que derivaron en un 5-0 a favor de los europeos (39-28).

Ya en el complemento, el equipo de Hernández mantuvo su línea de juego, extendiendo la rotación y encontrando buenos tiros, siempre a partir de la bandera defensiva. Pero en una penetración aislada, Campazzo se desestabilizó con un rival, cayó pésimo y debió salir reemplazado (esguince de tobillo derecho) y el grupo se desenfocó. Rusia creció a partir de los triples y bajó a siete (54-47 a fata de dos minutos) una ventaja que pudo ser de quiebre. Ahí el juego entró en otro escenario, mucho más parejo. Pero Argentina supo volver al juego.

Con todo en contra, supo reinventarse y volver a tomar el control con un Laprovittola muy sólido (16 puntos), un buen pasaje de Vildoza en la presión y el aporte del que nunca falta: Deck (goleador con 17). Tomó 19 a falta de cinco minutos (73-54) y prácticamente liquidó la historia. Rusia no arriesgó y tampoco pareció muy afectada por el desenlace del encuentro. 

Mañana, nuevamente a las 8.30, Argentina volverá a salir a la cancha, esta vez frente a España. Será el último amistoso antes del debut mundialista (31/8) frente a Corea del Sur.

Prensa CABB

¿Querés recibir notificaciones de alertas?