Sorpresa en Rosario Central: el goleador que Tevez quiere y podría generar un "conflicto" en el plantel

Sorpresa en Rosario Central: el goleador que Tevez quiere y podría generar un "conflicto" en el plantel

El interés del Canalla por contar con los servicios de Matías Cóccaro crece día a día. El delantero, actual jugador de Huracán, tuvo un tenso cruce con Gaspar Servio cuando ambos equipos se vieron las caras en la segunda fecha del torneo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Desde que Carlos Tevez llegó a hacerse cargo del primer equipo de Rosario Central, la danza de nombres para ser refuerzos del Canalla no ha parado, debido a la difícil situación que atraviesa el Canalla desde lo futbolístico. En las últimas horas surgió el nombre de Matías Cóccaro, actual delantero de Huracán. Según trascendió, desde el Globo piden una suma cercana a los 3.000.000 de dólares, pero hay una situación puntual que llama la atención y no tiene que ver justamente con lo económico.

En este contexto, es imposible no recordar lo sucedido en el marco de la segunda fecha de la Liga Profesional, cuando Huracán y Rosario Central se vieron las caras en el Tomás Adolfo Ducó. En aquella ocasión fue triunfo para el dueño de casa y los focos estuvieron puestos en el picante cruce que protagonizaron el delantero junto a Gaspar Servio, arquero del elenco santafesino.

"Me voy caliente por el resultado, Cóccaro es un cagón. Si es guapo hubiese salido como arreglamos. Me fue a buscar porque se metió gente adelante. Es un vende humo, acá nos conocemos todos. Si tiene huevos tiene que salir. Es un cagón", manifestó el exarquero de Dorados, donde estuvo junto a Diego Armando Maradona.

Lejos de querer entrar en la polémica, el Zorro intentó calmar las aguas una vez consumada la victoria de su equipo: "Boludeces que quedan dentro de la cancha, es un ida y vuelta. Queda ahí adentro y ya está, no es nada. Son cosas que quedan en el partido. Después agarrás, decís que ya está, que queda ahí. No nos saludamos porque no lo he visto, justo nos teníamos que ir, pero después le mandaré un mensaje, está todo bien".

Servio, sin pelos en la lengua, el arquero duplicó la apuesta en las afueras del estadio: "No, no quedó ahí. Si es un cagón, Cóccaro es un vende humo. Para boquear, después tenés que tener huevos. Ya nos vamos a encontrar, sé donde vive. Conozco a los amigos de él. Que se quede tranquilo que nos vamos a encontrar".

Lo cierto es que, en caso de que las negociaciones lleguen a buen puerto, se espera que una charla entre ambos jugadores deje atrás todo tipo de diferencia que los puede haber enemistado aquel viernes de 10 de junio. Sin lugar a dudas será una tarea a tener en cuenta por Carlos Tevez y su cuerpo técnico.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?