El Kun Agüero no pudo evitar una nueva derrota del Barcelona y se complicó la continuidad de Koeman

El Kun Agüero no pudo evitar una nueva derrota del Barcelona y se complicó la continuidad de Koeman

El Culé, que venía de caer en el clásico ante el Real Madrid, perdió 1 a 0 ante el Rayo Vallecano en Madrid con gol del Tigre Radamel Falcao García.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Un gol del colombiano Radamel Falcao en la primera parte y una parada del portero macedonio Stole Dimitrievski a un penal lanzado en la segunda mitad por Memphis Depay permitieron al Rayo Vallecano ganar a un Barcelona sin ideas que encadena dos derrotas consecutivas y que toca fondo.

La visita culé a Vallecasdesató la expectación en el barrio madrileño y el equipo no quiso defraudar a su afición. Desde el principio, el conjunto dirigido por Andoni Iraola trató de someter a su rival con una presión alta que desesperó a la defensa azulgrana, que no encontró huecos para sacar el balón jugado como acostumbra.

De hecho, en uno de esos fallos en la salida del balón el argentino Oscar Trejo estuvo rápido para robarlo y poner un pase al hueco para Radamel Falcao, que se marchó de Gerard Piqué con un recorte hacía dentro antes de lanzar un zurdazo que se estrelló en un poste y se alojó en el fondo de la red.

En la segunda parte el Barcelona dio un paso hacía adelante obligado por las necesidades y, por lo menos, los acercamientos se multiplicaron, algunos de ellos con cierto peligro como un disparo cruzado del canterano Nico que se marchó fuera y otro de Agüero que salió alto.

Pudo empatar a los 71 minutos, cuando Memphis Depay fue derribado dentro del área por Oscar Valentín y Mateu Lahoz decretó penal. Fue en ese momento, con los peores presagios sobrevolando Vallecas, cuando irrumpió Stole Dimitrievski, que adivinó el lanzamiento del neerlandés a su lado derecho y lo atrapó en dos tiempos.

Ese fallo no hizo al Barcelona desistir en su empeño por igualar el partido aunque anímicamente acusó el golpe, sobre todo cuando Iraola decidió poner músculo dando entrada al delantero francés Randy Nteka y al centrocampista senegalés Pathé Ciss, dos portentos físicos.

Los minutos finales, con el partido sin dominador, mostraron a un Barcelona atacando a la desesperada, pero adoleciendo de pegada, y a un Rayo defendiendo con todo en su área un marcador que no se movió.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?