En España hablan de los 5 objetivos del Kun Agüero en el Barcelona

En España hablan de los 5 objetivos del Kun Agüero en el Barcelona

El argentino estará en condiciones de hacer su debut el próximo fin de semana con el objetivo principal de darle un salto de calidad al plantel que dirige Koeman.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Sergio Agüero ya tacha los días que le quedan para hacer su debut como futbolista del FC Barcelona. Si no surge un contratiempo inesperado, el Kun se enfundará la camiseta blaugrana por primera vez este domingo, en la visita del Valencia al Camp Nou.

El aterrizaje del delantero argentino no ha sido fácil. Agüero acudió a la llamada del Barça para, entre otras cosas, poder compartir vestuario con su amigo Leo Messi antes de colgar los botines. Su ilusión se frustró el 5 de agosto, cuando Joan Laporta anunció que la crítica situación económica de la entidad blaugrana no podía asumir la renovación de Messi.

Tres días después, una inoportuna lesión le impidió presentarse ante su nueva afición en el Trofeu Joan Gamper e iniciar el curso. Una lesión tendinosa en el gemelo interno de la pierna derecha le ha tenido diez semanas de difícil recuperación, hasta que este lunes ha podido unirse al trabajo de grupo.

Agüero ha iniciado la cuenta atrás para su esperado estreno como culé. Un estreno que tanto Ronald Koeman como la afición blaugrana esperan con ansia. Y el Kun sabe que, en este momento de incertidumbre, no puede fallar.

Estos son sus cinco retos en el Barça:

Devolver el gol al equipo

Una de las carencias del conjunto blaugrana en este arranque de temporada está siendo la falta de gol. Sangrante es que después de dos jornadas de la fase de grupos aún no ha estrenado su casillero en la Champions League. Solo otros cuatro equipos siguen aún con su marcador a cero: Inter y Shakhtar en el grupo del Real Madrid, el Dinamo Kiev, próximo rival culé, y el Malmoe.

Ronald Koeman se ha cansado de repetir que el equipo cambiará cuando pueda disponer de toda su batería ofensiva. Ansu Fati ya lleva unas semanas compitiendo tras su larga lesión y Agüero será el segundo refuerzo, a la espera de Ousmane Dembélé. Agüero ha demostrado a lo largo de su extensa carrera su facilidad para el gol y su presencia ayudará a sus compañeros a encontrar espacios. Memphis Depay dejará de pelear en solitario con las defensas rivales.

Demostrar que sigue siendo un futbolista de élite y ganar títulos

Su última temporada en el Manchester City ha sido una de las menos fructíferas de su carrera deportiva. Agüero perdió protagonismo y sus registros goleadores cayeron en picado. Solo seis dianas y una asistencia en 20 partidos. Aún así, el Barça llamó a su puerta y el Kun ha venido al Camp Nou para demostrarle al mundo futbolístico que, a sus 33 años, sigue siendo un futbolista capaz de competir al más alto nivel.

La lesión le ha llegado en un mal momento, ya que ha retrasado su adaptación al juego del equipo, pero le ha permitido tomarse un respiro después de un verano muy exigente con la selección de Argentina. Si las lesiones le respetan, el Kun confía en volver a ser el futbolista decisivo que ha sido a lo largo de toda su carrera.

El argentino deberá demostrar que no ha venido al Barça a retirarse, sino a seguir ganando títulos, como ha hecho desde que aterrizó en el Atlético, con tan solo 17 años. Con el conjunto colchonero levanó una Copa de la UEFA y una Supercopa de Europa. Con el Manchester City, cinco Ligas, una Copa, una Supercopa (Charity Shield) y seis Copas de la Liga. En el Barça no puede ser menos.

Dar alternativas de ataque a Koeman

El Barça ha iniciado el curso muy limitado de efectivos en ataque. Koeman se quedó de una tacada sin Messi y sin Antoine Griezmann los dos máximos goleadores del pasado curso. Y encima perdió por lesión a un Martin Braithwaite que parecía decidido a reivindicarse con su doblete en el estreno liguero contra la Real Sociedad. Una baja que se unió a las de Ansu Fati, Dembélé y el propio Agüero.

Así, Memphis ha acaparado todo el protagonismo, con Luuk de Jong como improvisada pareja de baile y un Philippe Coutinho que no acaba de encajar. Las fugaces apariciones de Ansu Fati hacen vislumbrar un rayo de esperanza que Agüero tiene que ampliar con su experiencia y capacidad para resolver en el área.

El Kun quizá no sea ya ese futbolista con recorrido para caer constantemente a bandas, pero el equipo agradecerá su intuición para lanzar desmarques y su facilidad para zafarse de los rivales en espacios reducidos. Y eso, en el juego de posición del Barça, puede ser oro. Su presencia como referencia ofensiva, además, permitirá a Memphis posicionarse donde se siente más cómodo, partiendo de la banda izquierda.

Recuperar sus registros goleadores

426 goles y 141 asistencias en 777 partidos entre Independiente, Atlético, Manchester City y selección de Argentina. Estos son los números que acumula Agüero antes de su llegada al Barça.

El gran reto del Kun será alcanzar los niveles mostrados a lo largo de su carrera. En siete de las diez temporadas que ha jugado en el City, Agüero ha superado o rondado los 30 goles y solo en dos no ha llegado a los 20. La campaña 2012-2013, su segunda en el Ethiad, se quedó en 17 y la última, en seis.

También en el Atlético mostró su condición de 'hombre gol'. Exceptuando la de su llegada, que se quedo en siete dianas, las otras las cerró con 27, 20, 19 y 27, respectivamente. Unas cifras nada desdeñables. Al Barça le vendrían muy bien estos registros goleadores.

Recuperar la motivación tras la marcha de su amigo Messi

La inesperada salida de Leo Messi fue un duro golpe para Agüero. El Kun no se había cansado de repetir que su ilusión era poder compartir equipo con su gran amigo, más allá de la selección argentina. Y el Barça era el escenario ideal para ello.

Tal fue el golpe que durante los días posteriores al adiós de Messi, se especuló con que Agüero podría pedir su salida del club. La inoportuna lesión, apenas tres días después que se anunciara que Leo no seguiría, desencadenó todo tipo de especulaciones.

La lesión se ha confirmado y Agüero ha tardado 10 semanas en recuperarse. Tiempo suficiente para digerir que no jugará con su amigo. Y ese es el último reto que debe afrontar el Kun, demostrar a la afición que su ilusión, más allá de Messi, es jugar y triunfar en el Barça, tal y como explicó recientemente: “Cuando llegó la charla con el Barça sabía que económicamente no estaba bien, pero le dije a mi representante que me daba igual el dinero, quiero ir al Barcelona, arréglalo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?