El siempre polémico Stoichkov habló del Barcelona de Koeman

El siempre polémico Stoichkov habló del Barcelona de Koeman

El búlgaro y ex jugador del conjunto Culé dio su parecer en una entrevista exclusiva con Marca sobre el nuevo equipo liderado por el holandés y que tiene a Lionel Messi como su máxima estrella.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Hristo Stoichkov (54 años) sigue cada día la actualidad del FC Barcelona desde Miami, donde no para de programa en programa en Univisión. Esta semana ha salido a la venta la edición española de su autobiografía, escrita junto Vladímir Pamukov y a la venta en las tiendas del Barça y la plataforma e-commerce de su página web. Hristo no deja indiferente a nadie. Del libro y de la actualidad habla con calma con Mundo Deportivo desde el otro hilo del teléfono.

¿Cuál es la motivación de esta nueva autobiografía?

El primer libro se hizo en Barcelona con Paco Aguilar y Xavi Torres. Fue bastante vendido y ahora esta autobiografía se ha hecho con Soft Press, una editorial muy importante en Bulgaria, donde fue un ‘boom’ con casi 100.000 ejemplares vendidos. Y no cuento lo de Estados Unidos, Canadá, Inglaterra y Polonia. Por eso lo hemos hecho ahora en castellano. Estoy muy feliz, se vende en las tiendas del Barça y cuento cosas inéditas de mi carrera y mis obstáculos hasta ganar el Balón de Oro.

Hay anécdotas deliciosas en la obra como dos con Ronald Koeman.

Sí, una vez, estando de vacaciones tras ganar en Wembley nos cruzamos en la calle en Barcelona cada uno con su coche. Nos bajamos en un semáforo sólo para abrazarnos pero la gente nos reconoció y se paró el tráfico saliendo más gente de sus coches para aclamarnos. Y la otra es cuando a Ronald le grababan un anuncio antes del Mundial-94 y le preguntaron a su hijo Tim quién era el mejor. Y respondió: “Hristo Stoichkov”. “¿Cómo?”, dijo Ronald y su hijo le dijo que porque no era delantero. Es un libro donde me sincero con muchas cosas.

Hasta le llama Van Gogh a Van Gaal.

Pues sí. Cuando se le falta el respeto a jugadores que han hecho historia es lo que merece. No podía ignorar a una figura como Cruyff porque se llamara Van Gaal. Decía que en el vestuario olía mucho a Cruyff.

¿Nunca han hecho las paces?

Como persona no existe para mí y no lo voy a hacer nunca. Como entrenador, nunca me quejé pero había cosas más allá y un día le dije que era muy malo. Quería jugar con nosotros. Un día le di en la cabeza sin querer, marcó un gol y lo celebró dando vueltas.

Habla también de árbitros y muy bien de Urízar Azpitarte, a quien pisó.

Sí, reconocí mi error, pedí perdón y lo importante es que tenemos una gran amistad. He estado en su casa de Bilbao y él, en la mía de Sofía. Son cosas que pasan en el mundo del fútbol

¿Quiénes eran los peores árbitros de su época? Usted se las tuvo con muchos.

Urío Velázquez, de largo, el más chulo. Después García de Loza, Díaz Vega, Andújar Oliver, que hablaba mucho y sacaba muchas tarjetas cada partido. Le insultabas y no decía nada pero levantabas los brazos y sacaba tarjeta. García de Loza me expulsó un día en Burgos porque dijo que había intentado pegar. López Nieto, no tanto, Con Ramos Marcos me llevaba bien y se podía hablar. Pajares Paz estaba bien.

Hablaba antes de Koeman. Vayamos a la actualidad. ¿Cómo ve a su Barça?

Estoy tranquilo pero los jugadores deben saber que hay que demostrar en el campo lo que se vale. A mí me pasó y tenía que entenderme con el resto de jugadores también. A mí Johan me cambiaba con tres balones perdidos y ahora se pierden 20 y no pasa nada. Depende también del carácter del jugador y hay que entender el juego. Alba y Messi saben perfectamente su movimiento porque es un trabajo de años. Yo me entendí con Laudrup y Koeman con el tiempo. Falta esperar. Los jóvenes tienen mucha calidad pero falta trabajar las cosas.

¿Cree que Ronald era el técnico idea para esta renovación?

Él es de la escuela del mister, descanse en paz. Creció con Johan y sabe qué hacer. Ronald llegó con 26 años y vio crecer a gente como Ferrer, Guardiola, Sergi, Goiko o yo mismo. Y aprendimos porque quisimos.

Los jóvenes como Pedri y Ansu tienen mucha calidad y deben escuchar a los veteranos. Influye el carácter también

¿Ha hablado con Ronald desde que está en el Barça?

Sí, cada semana hablamos o nos escribimos. Le veo muy capacitado. nuestra amistad no se compra con dinero sino que se demuestra. Tuvimos nuestros piques porque queríamos ganar y éramos competitivos. Con todos pasó y siguen siendo mis amigos. Es nuestra familia.

¿Ve contento a Koeman?

Mucho. Él entiende de fútbol y tiene la capacidad de mover a los jugadores. Si ha puesto a De Jong de líbero es porque sabe que no le quema el balón y conoce sus virtudes. Mascherano nunca jugó como central y luego valió para eso. En mi época no se podía negociar. Jugaba de extremo y punto.

Hristo Stoichkov y Ronald Koeman, en los actos de conmemoración del 25 aniversario de la Copa de Europa conseguida en Wembley 1992

¿Qué ha heredado Koeman de Cruyff?

La posesión de balón es fundamental como la presión arriba para robar arriba. A veces cuesta pero se intenta. No vamos a descubrir cómo deben jugar Piqué, Messi, Busquets, Alba o Griezmann, que es campeón del mundo. Los jóvenes deben escuchar los consejos de los veteranos. Pedri tiene una calidad diferente, como Ansu.

El divertido vídeo de Cruyff enseñando a Stoichkov a saltar a la comba

¿Usted habría tomado la decisión de prescindir de Suárez también?

A nosotros nos tocó lo mismo. En 1994, después de Atenas, salieron siete u ocho jugadores como Zubi, Laudrup, Salinas, Goiko o Juan Carlos y el Barça siguió con otros jugadores. En el caso de Luis, le aprecio muchísimo. Es un gran tipo que jamás dejó de creer en el Barça con su carácter ganador y estoy contento de que haya hecho feliz a tanta gente. He tenido entrevistas espectaculares con él en Univisión. A mí también me tocó después de cinco años ganando cuatro Ligas y una Copa de Europa y notas que el club quería venderme al Parma. Un año después, llamé al mister y a Núñez, quería regresar y volví.

En el libro afirma que “haber sido soldado del Barça no tiene precio”.

Es la pura verdad.

¿Y celebra que Messi no se fuera este verano?

Claro que sí. Creo que se va a retirar aquí pero siempre hay un pero. Como socio y ex jugador, me gustaría que así fuera pero yo no estoy dentro de su pensamiento futuro. Estoy contento y feliz de que se quedara. Hay que cuidarlo y mimarlo. Lástima que no haya público ahora para demostrarle el cariño. En Instagram a veces pongo una foto con él y veo comentarios positivos hacia él. Le quiero mucho. Los zurdos nunca fallamos. Cuando le he llamado, siempre me ha cogido el teléfono. Estoy contento y feliz de que después de tantos años estábamos en galas de Balón de Oro juntos. Tuve la oportunidad de entregarle una Bota de Oro como la que yo gané. A veces me llaman de Argentina y ya sabe.

¿Por lo de Messi o Maradona?

Sí, siempre igual y les digo que me pregunten por Mario Kempes, que también es campeón del mundo como Maradona. A veces, piensas qué podrías cambiar en el mundo, pues yo cambiaría mi Bota de Oro por un Mundial de Messi.

Con Koeman tiene buena relación.

Sí, pero cuando veo y leo comentarios que dicen que Leo manda, lo considero absurdo. ¿Alguien de nosotros hemos estado en el vestuario para saber cómo es Leo dentro del vestuario? Para mí, es muy humilde y no sé cómo la gente se inventa esto. Eso de que pide, pone y quita entrenadores y jugadores no me lo creo. Le defenderá a muerte y ojalá estos chavales jóvenes crezcan como lo hizo él con Ronaldinho. Pedri, Ansu, Dembélé y Griezmann, que es joven aún con 29 años, pueden crecer con Messi. Los dos franceses son campeones del mundo y hay que darles confianza. No hay que entrar en la ansiedad.

¿Puede ser el caso de Griezmann?

Exactamente. A mí me pasó también. Le defiendo. Antoine es un chico muy humilde, no es egoísta y eso es lo más importante, trabaja para el equipo y hay que apoyar. No hay que echarle el muerto a los mismos siempre. Debe trabajar y confío en que lo haga para que Ronald no sufra tanto. Para que se sienta feliz. Todos los jugadores deben ayudarle.

¿Cree que asumió un reto difícil?

Le deseo la suerte más grande que hay en este mundo. Comimos en el mismo plato.

Ansu Fati estará cuatro meses de baja por la rotura de menisco. ¿Qué mensaje le daría?

Es como una lesión que sufrió Eto’o. Hay que transmitirle calma y tranquilidad y que no corra para volver antes de lo previsto. Conozco al doctor Cugat, es el mejor doctor del mundo, sin duda, y si Ramon lo ha decidido así es que es lo que tenía que hacer. Como joven que es Ansu, le digo que viendo fútbol por televisión también se puede crecer.

El VAR debe tener dos exjugadores. ¿Los peores árbitros de mi época? Urío, Andújar, García de Loza y Díaz Vega

¿Cómo ve la pelea por la Liga?

El Atlético está fuerte ahora pero veremos, también la Real Sociedad y el Villarreal están en una posición privilegiada. Y Barça y Madrid estarán ahí. Quien cometa menos errores será el campeón.

Volviendo a los árbitros, que están siendo protagonistas en las últimas Ligas. ¿Le gusta el VAR?

A ver, a mí me gusta porque la tecnología ha llegado pero lo más preocupante es la gente de atrás del VAR. Son muy irresponsables y verdes como una sandía, son incapaces de decidir cuándo es falta, penalti, roja. Cambia el criterio de forma constante. en este VAR debe haber siempre dos exjugadores, si hace falta con seis personas en la misma sala. Un portero o un defensa y un delantero que sepan cómo se juega en un campo de fútbol. Los árbitros no han jugado. En todas las grandes Ligas los árbitros se han vuelto comodones porque saben que les avisarán desde arriba y eso no puede ser. En este sentido, estoy con Pep, Klopp y otros entrenadores.

Por último, ¿cómo recuerda a Tonny Bruins Slot?

Lo pasé mal cuando me enteré de su fallecimiento. Él fue quien puso el último clavo para decir a Johan que me ficharan. Viajó a Bulgaria muchas veces a verme jugar y hablaba conmigo. Tuve que espera un año a llegar porque no se permitían tres extranjeros aún. Entonces no había tecnología ni vídeos. Era un fenómeno. Hablé con su familia. Que descanse allá arriba con Johan y Núñez. Con ellos vivimos los mejores momentos de aquella época.

Bruins trabajaba más que nadie preparando partidos. Un día le ensuciamos el coche entre Bakero y yo y se lo tomó bien

¿Alguna anécdota con él?

Muchas pero la mejor fue en una concentración en El Montanyà. Una vez cogí con Bakero aceite, vinagre, azúcar, mantequilla, mermelada y se lo metimos en el cristal del coche. Le quitamos el aire. Al día siguiente le tocó limpiarlo. Pero se lo tomó bien. Lo hicimos porque él había venido en coche y nosotros en autocar.

¿Y por qué no iba con el resto?

Porque trabajaba más que nadie viendo vídeos y preparando partidos para nosotros. ¡Fueron tantas cosas con él! Hizo muchas muy grandes para el Barça. Era un gran tipo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?