Fue ídolo de Maradona, verdugo de River y hoy hace trofeos para vivir

Fue ídolo de Maradona, verdugo de River y hoy hace trofeos para vivir

Alejado de las canchas y concentrado en su trabajo, Osvaldo Potente volvió a ser recordado tras una entrevista que le hicieron a Maradona, donde lo nombró como uno de sus ídolos. "Hoy es diferente, dirigís en Inferiores y si no saliste campeón, te echan", aseguró "Patota" desde su fábrica de trofeos

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Hace dos semanas, Diego Maradona volvió a poner en superficie el nombre de Osvaldo Potente, al que señaló como uno de sus ídolos. Como le pasó al ex capitán de la Selección, Patota fue referencia de una generación que creció con sus goles en la década del 70.

Hoy alejado del fútbol, en el que también supo ser entrenador del Xeneize, todavía recibe el cariño de los memoriosos cuando entran a su negocio y detectan que aquella gloria boquense gestiona el histórico negocio familiar: una fábrica de trofeos. "Acá tengo más premios que Messi y Cristiano Ronaldo", se ríe, con un chiste que siempre tiene a mano.

Potente hoy se relaciona con el fútbol desde ese lugar. "Desde el 46 la tenemos con mi hermano, nos la dejó nuestro padre (Vicente), está cerca de Parque Chacabuco. Por suerte vienen de todos lados, de San Lorenzo, Huracán, de clubes de barrio, a encargarnos trabajos. Incluso cuando era técnico también daba una mano en el negocio".

La humildad lo lleva a ser mesurado a la hora de hablar de su status de ídolo, incluso a pesar de la circunstancia de no haber podido celebrar un título: "Hay distintas etapas, y en cada etapa hubo jugadores que tuvieron su momento. En los 60 estuvo Rojitas, Maradona cuando estuvo en los 80, Márcico en los 90, Riquelme. Y en los 70 estuve yo, pero no es fácil encontrar gente de mi época, que se acuerde de uno".

Uno de los factores que generó tamaña admiración entre los hinchas de Boca fue su condición de verdugo de River: Patota (hoy de 68 años), le anotó siete goles oficiales al clásico adversario. "Tuve esa suerte; nunca fui de llevar las estadísticas. En nuestro tiempo uno jugaba para defender los colores, se divertía. Y la prensa no le daba tanta importancia a esas cosas", argumenta.

Potente también pasó por Boca como director técnico de la Reserva e incluso tuvo dos incursiones como entrenador interino del primer equipo, luego de las partidas de Carlos Aimar y el Maestro Tabárez.

¿Y por qué se alejó de los bancos de suplentes? "Soy técnico, siempre tengo ganas de dirigir, pero también hay que saber correrse para dejarles el lugar a las nuevas generaciones de entrenadores. Yo en las Inferiores de Boca tuve al Nano (Bernardo) Gandulla, que estuvo 11 años trabajando con los chicos. Y se dedicaba a enseñarte. Hoy es diferente, dirigís en Inferiores y si no saliste campeón, te echan. Y hoy hay jugadores que no saben patear o cabecear”, plantea.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?